×
Francisco Aguirre Perales
Francisco Aguirre Perales
ver +

" Comentar Imprimir
02 Octubre 2017 04:00:00
Financiamiento privado a los partidos
El renunciar al financiamiento público por parte de los partidos políticos y aceptar el apoyo financiero privado, da lugar a que les regresen ese dinero a sus dueños y a las grandes empresas convertido en concesiones, permisos, autorizaciones, condonaciones y un sinfín de beneficios, que una vez otorgados los usufructuarán per secula seculorum, logrando ensanchar el grupo de los poderosos y adinerados y repeliendo aún más a la clase media, sobre todo a la más desheredada, reafirmando con mayor claridad las diferencias entre las clases sociales.

Quizá lo sano sería permitir un porcentaje de dinero público que no sobrepase la mitad de lo que se pudiera gastar en las campañas, y complementarlo con recursos privados los cuales serían revisados mediante mecanismos transparentes en forma extremadamente rígida, de manera que no se diera oportunidad de que fuera proveído por personas que lo pudieran obtener de actividades ilícitas.

Sin embargo, como siempre sucede, los gobernantes en turno hallarán el modo de suministrarles dinero y bienes a los candidatos de su partido, quienes lo justificarán mediante conceptos inventados y trasladarlo a los acarreadores de electores para que los acerque al triunfo. Un trabajo meramente clientelar.

Ya en el terreno de los ahorros existen otros tipos de eventos en donde podría haber reducciones económicas importantes principalmente dentro del Poder Ejecutivo, tomando en cuenta que la nómina de burócratas federales es muy extensa y en la que seguramente sobrarían nombres de esa lista.

Pero lo sustantivo para la austeridad y el ahorro, es que en todos los actos de gobierno, sus empleados, desde el de más arriba hasta el más modesto, fueran verdaderamente honestos a fin de que el erario no sufriera menoscabo gastando lo estrictamente lo necesario.

Se lo digo EN SERIO.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2