×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
17 Noviembre 2016 04:00:00
Ford y Trump
Mark Fields, presidente ejecutivo de Ford, declaró esta semana que la empresa no ha cambiado sus planes. “Seguimos adelante con nuestro plan de trasladar la producción del Ford Focus a México”, dijo en el Salón del Automóvil de Los Ángeles, pero reiteró que esto no reducirá empleos en Estados Unidos. Por el contrario, la decisión “hará sitio a dos productos muy importantes que volveremos a traer a las plantas de Michigan”.

Las decisiones empresariales las deben tomar los empresarios y no los políticos o los burócratas. Los directivos de Ford necesitan mantener competitiva su empresa y toman decisiones para ello con costos potenciales enormes.

La lógica de Ford es impecable. Los autos compactos tienen un margen de rentabilidad menor que los vehículos de mayor lujo o las camionetas. La mano de obra, por otra parte, representa un porcentaje mayor del costo de fabricación de un auto compacto que de uno más grande, caro y equipado. Para mantenerse competitivas en el mercado de los compactos, las empresas automotrices tienen que aplicar un mayor control de costos. Por eso tiene sentido mover la producción del Focus a México y utilizar en cambio las instalaciones de Michigan para autos de mayor lujo o dimensiones. Vale la pena señalar, sin embargo, que las redes de fabricación de automóviles se extienden cada vez más por toda Norteamérica. Ningún vehículo se produce al 100% en un solo lugar.

Si realmente Trump cumple la amenaza de imponer un arancel de 35% a los vehículos fabricados en México, generaría problemas enormes para la producción de vehículos en toda Norteamérica. Las mayores beneficiarias serían las empresas asiáticas o europeas. Si para contrarrestar esta situación Washington impone aranceles a todos los autos producidos fuera de Estados Unidos, los países afectados tomarían represalias e impondrían aranceles no sólo a los vehículos estadunidenses sino a muchos otros productos. Veríamos, seguramente, una guerra comercial, como la que tuvo lugar en la década de 1930 y profundizó la Gran Depresión. Habría una recesión internacional.

Los burócratas nunca han podido entender las decisiones de las empresas. Tratan de controlar los resultados sin entender o atender las causas. Quieren, por ejemplo, que sólo se vendan productos nacionales, sin considerar realmente si el país tiene las condiciones competitivas para fabricarlos. Generan ineficiencias de producción, mayores costos para los consumidores, una menor actividad económica y destrucción de empleos.

Es valiente la decisión de Ford de mantener la producción de autos compactos en México pese a las amenazas de Trump. La empresa no puede cambiar tan fácilmente una estrategia que le ha dado una mayor eficiencia a lo largo de décadas. La japonesa Toyota, por otra parte, ha empezado ya la construcción de una planta en México, en Guanajuato, pero los planes estaban hechos desde hace años.

Las cosas pueden cambiar si el Gobierno de Trump impulsa una estrategia más proteccionista. Si las medidas punitivas contra las empresas son suficientemente fuertes, claro que disminuirán los flujos del comercio internacional. Esto no creará más empleos en Estados Unidos, pero sí destruirá puestos de trabajo ahí y en el resto del mundo. Es muy difícil, sin embargo, hacerle entender esto a un iletrado económico.

2.7 millones

¿Cuántos mexicanos trabajan en establecimientos de la industria manufacturera maquiladora de exportación? Son 2.7 millones, con sueldos muy superiores al promedio en México. Estos trabajadores serían las primeras víctimas de abolir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add