×
Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
27 Septiembre 2015 04:05:03
Fuera de serie
La de Ayotzinapa, en el municipio de Iguala, Guerrero, no es una tragedia como otras. No lo es desde la condición de las víctimas: estudiantes, futuros docentes, hijos y hermanos en una de las comunidades más pobres del país, marginados y victimizados por toda autoridad.

Tampoco es común porque conforme pasa el tiempo está más en el ánimo y en el conocimiento ciudadano, y se eleva también con más dureza la indignación social y la exigencia a las autoridades para saber lo que realmente ocurrió.

A un año de distancia, 97 de cada 100 mexicanos tienen conocimiento sobre el caso de los normalistas desaparecidos y presuntamente asesinados por órdenes del alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, detenido junto a su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, por vínculos con el crimen organizado.

La consultora Parametría realizó un ejercicio donde comprobó que el conocimiento de los mexicanos sobre la desaparición de los 43 normalistas se incrementa conforme pasa el tiempo y se agota la paciencia de las familias de las víctimas.

“En México existe un amplio conocimiento de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. De acuerdo con la más reciente encuesta nacional en vivienda realizada en agosto de 2015 por Parametría, casi la totalidad de la población (97%) sabe de los lamentables hechos. Hemos dado seguimiento al tema desde octubre de 2014 y encontramos que apenas a un mes de haber ocurrido los eventos, el
92% de la población ya sabía de la desaparición de los estudiantes. Los niveles de conocimiento de la desaparición de los estudiantes han ido en aumento medición tras medición”, señala la consultora en el informe ejecutivo de su estudio.

Pero no sólo existe más conocimiento de los mexicanos sobre el caso Ayotzinapa. La incertidumbre sobre la versión oficial también crece conforme transcurre el tiempo. Según Parametría, más de 60% de la población nacional reprobó la versión del extitular de la Procuraduría General de la República, Jesús Murillo Karam, respecto a que los 43 estudiantes fueron interceptados y asesinados por una célula del cártel
Guerreros Unidos, al mando de Abarca, que luego de incinerarlos en el basurero de Cocula, Guerrero, esparcieron sus cenizas en un río.

“La opinión pública, al igual que los padres de los normalistas, no cree la versión oficial que se ha dado sobre los hechos. Seis de cada 10 mexicanos no considera cierta la versión de la Procuraduría General, que indica que los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa fueron asesinados y quemados, contra 36% de los entrevistados que sí cree dicha investigación.

“Un dato importante es que con el tiempo se ha incrementado el número de personas que desconfían de los datos proporcionados por el entonces procurador. Mientras que en noviembre de 2014 el 54% no creía en la versión otorgada, para febrero de 2015 ese porcentaje llegó a 68%, es decir, 14 puntos porcentuales más, y en agosto de 2015 se ubicó en 64%”, manifiesta Parametría.

A un año de distancia, lo único claro es que “La verdad histórica” del Gobierno federal sobre los hechos es falsa y que no se ve la manera en que el gobierno de Enrique Peña Nieto pueda dar certidumbre legal a las familias de los involucrados.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2