×
Denise Maerker
Denise Maerker
ver +

" Comentar Imprimir
25 Mayo 2011 04:00:35
García Luna y su medalla
Amenazar al secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, con que le van a iniciar un juicio político o una controversia constitucional que llevaría a quitarle la ciudadanía mexicana por haber aceptado y recibido una medalla que le otorgó el Gobierno colombiano sin tener la autorización previa del Congreso, es francamente ridículo.

Es cierto que la Constitución estipula en el Artículo 37 que la nacionalidad se pierde por aceptar o usar condecoraciones extranjeras sin permiso del Congreso Federal o de la Comisión Permanente, pero nadie en su sano juicio puede hacer efectivo ese castigo hoy. La disposición es absurda y responde a las preocupaciones de una nación –el párrafo está presente desde la Constitución de 1857– apenas independiente que dudaba de la lealtad de sus ciudadanos y temía por su integridad.

Dicho esto, Genaro García Luna aceptó la condecoración sin permiso del Congreso, sabiendo que era indispensable obtenerlo con anticipación. Y aquí es donde está el problema. Porque igual de absurda es la disposición que impedía –hoy ya lo puede hacer hasta por siete días– al Presidente ausentarse del país sin previa autorización del Senado y sin embargo cuando a Vicente Fox, siendo presidente, el Senado le negó en dos ocasiones el permiso para salir, no agarró un avión y se fue. Y es que por absurdas que sean estas disposiciones no se pueden ignorar y ningún ciudadano puede so pretexto de que son anacrónicas violarlas, mucho menos el Presidente de la República o un secretario de Estado.

El verdadero asunto aquí es si al recibirla en conocimiento de causa, Genaro García Luna no demostró que se siente por encima de las reglas. Eso sí es importante tratándose de la persona que tiene a su cargo a la policía federal y gran parte de la operación de la lucha contra el crimen organizado.

Si no se siente obligado por la Constitución cuando lo que estipula le parece absurdo o porque puede incomodar a un país amigo, quizás tampoco se sienta obligado por leyes mucho menores cuando interfieren, según su criterio, con la eficacia de un operativo o porque le estorban a la hora de detener y acusar a quien él considera un criminal.

Así como no aceptaríamos que un presidente se ausentara del país 15 días sin más, tampoco es aceptable que el secretario diga que recibió la medalla en custodia en tanto le daban el permiso. Esa figura no existe en la ley.

A Genaro García Luna y a su policía se le ha acusado en varias ocasiones de falsear las condiciones de una detención, una es el caso Casesez, pero no es el único. ¿Le parecerá importante al secretario cambiar la fecha de una detención en un expediente si la explicita prohibición de la Constitución no lo detuvo?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2