×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
28 Diciembre 2016 02:00:00
Gasolinazo real
No, no es nota del Día de los Inocentes. Ahora sí sufriremos un gasolinazo real. A partir del 1 de enero de 2017 los precios de las gasolinas subirán, pero no en esos pocos centavos que eran recibidos con gritos de alarma y titulares de “Gasolinazo”. En esta ocasión la gasolina Magna subirá 2.01 pesos, o 14.2%, de 13.98 a 15.99 pesos por litro. La Premium aumentará 3.18 pesos, 20.1%, de 14.81 a 17.99 pesos. El diésel se elevará 2.42 pesos, 16.5%, de 14.63 a 17.05.

Estos son los aumentos promedio. En algunos lugares las alzas serán mayores. En la Ciudad de México, por ejemplo, la gasolina Premium alcanzará 18.20 pesos, un incremento de 3.39 pesos o 22.9 por ciento.

Los incrementos son enormes para estos precios fundamentales de la economía y tendrán una fuerte incidencia sobre el resto. Por lo pronto, podemos despedirnos de la perspectiva de una inflación de 3% que plantean los Criterios de Política Económica para el 2017, un año que todavía ni siquiera empieza. El alza es tan fuerte que tendrá, seguramente, consecuencias negativas sobre el crecimiento económico. El poder de compra de los mexicanos se reducirá.

El aumento forma parte de un proceso de liberalización de precios que en principio es positivo. Durante demasiado tiempo hemos vivido bajo un sistema en que los precios de la gasolina han sido establecidos por burócratas y no por el mercado, lo cual ha generado corrupción e ineficiencias. Un resultado negativo de esta manipulación fue hacer creer a los mexicanos que nos beneficiábamos con los aumentos del petróleo crudo, cuando los consumidores siempre somos lastimados por los mayores precios.

Cuando el Gobierno planteó la liberalización del mercado de la gasolina se pensaba que podría generar una reducción de precios, pero el aumento del petróleo crudo y la depreciación del peso cambiaron las circunstancias. Los funcionarios que decían que la devaluación no afectaba a los mexicanos deben estar muertos de vergüenza.

Ayer por la mañana, el precio de la gasolina regular en Texas (equivalente a la Magna, aunque de mejor calidad) era de 2.073 dólares por galón (gasbuddy.com) o 0.5476 por litro. A 20.90 pesos por dólar, cotización de ventanillas bancarias, el precio era de 11.44 pesos por litro. En California, donde la gasolina es más cara, el promedio era ayer de 2.70 dólares por galón o 14.90 pesos por litro, contra los 15.99 que pagaremos en México. Vamos a tener el privilegio de pagar más por la gasolina que los estadunidenses. ¿Por qué? Al parecer porque pagamos impuestos más altos.

Este aumento brutal en los precios está ocurriendo sin que realmente esté quedando libre el mercado. Seguirá habiendo precios “administrados”, sólo que ahora será en 90 regiones diferentes del país. La liberalización se aplicará de manera gradual en 2017.

Quizá lo peor es que el aumento dejará una vez más el mensaje de que “liberalizar” significa aumentar precios. Si teníamos alguna esperanza de convencer a los mexicanos de las ventajas de dejar que el mercado, en vez de los políticos, estableciera precios, el gasolinazo producirá la reacción opuesta. En estos tiempos del populismo será inevitable que los políticos hagan campaña prometiendo recuperar el bienestar regresando a los controles de precios. El costo de largo plazo será mayor que el de la gasolina.

IMPUESTO A LAS GASOLINAS

A alguien le está yendo bien en este difícil año, aunque no a los ciudadanos. El Gobierno recaudó 239 mil 999.9 millones de pesos en enero-octubre de 2016 por el impuesto especial (IEPS) de gasolinas y diésel. Es un aumento de 32.6% sobre los 176 mil 150 millones del mismo período de 2015 (informe de SHCP al Congreso).
Imprimir
COMENTARIOS



top-add