×
Carlos Oswaldo Orta
Carlos Oswaldo Orta
ver +

" Comentar Imprimir
13 Diciembre 2016 03:00:00
Gigantes, tumba gigantes
Las cosas cambian radicalmente en un semana, mucho más en una liga tan pareja como la NFL, un día estás arriba, el siguiente...

Los Giants parecen tienen ese toque especial para derrocar a los mejores equipos en su mejor momento. Lo hicieron con los Patriots en dos ocasiones, cuando no eran favoritos, en dos Super Bowls y lo volvieron a hacer esta semana con los enrachados Cowboys.

El equipo de Nueva York tiene una mística especial, que no solo viene de años recientes, para no ser favoritos y siempre estar en el momento correcto en el lugar correcto.

En 1990, el equipo dirigido en ese entonces por Bill Parcells, tenía enfrente a los poderosos 49ers de San Francisco, bicampeones y en camino de su tercer título consecutivo.

Los Niners no solo eran favoritos en ese juego, lo habían sido durante todo el año y con Joe Montana y Jerry Rice en plenitud, parecían solo un paso más en su camino.

Un juego casi perfecto de su defensiva, en el que golpearon hasta que se cansaron a “Joe Cool”, los Giants dieron la mayor sorpresa y terminaron por ganar su segundo Super Bowl.

Ya sea con el legendario Parcells o con el también ganador Tom Coughlin, los New York Football Giants, encontraron la fórmula para tumbar a otros “gigantes”, y parece que esa cualidad ya fue heredada a Ben McAdoo.

Para Eli Manning además es la reafirmación con un quarterback de élite que, cuando cuenta con una buena defensiva, generalmente logra sus mejores números en postemporada, por lo que convierte al equipo neoyorquino en una amenaza no sólo para Dallas, sino para todos los contendientes de la Conferencia Nacional, mucho más ahora que cuenta con un arma como Odell Beckham Jr, podrá ser odiado por muchos, pero en juegos cruciales es siempre la solución para cualquier problema.

Ahora, la lucha por un lugar en la postemporada se ha puesto aún más interesante, pues aún existe la posibilidad que, en caso de un empate en récord, los Giants sean quienes se apropien de ese primer lugar en la conferencia.

Tercera y largo

La salida de Jeff Fisher de los Rams obedece a un pésimo récord en sus cinco años como titular del equipo, desde sus años en San Luis, pero también a la necesidad de que esa franquicia se afiance lo más pronto posible en un mercado como el de la ciudad californiana.

Los dueños de los Rams no parecían tan preocupados por el récord de su equipo, pues durante la semana pasada anunciaron que Fisher se quedaba dos años más en LA, pero luego de una humillante derrota contra Atlanta en casa y, sobre todo, una pésima entrada apenas en el quinto juego en casa, orillaron a tomar la decisión de despedir al head coach que más derrotas tiene en la historia de la liga.

Ahora, el equipo tiene un nuevo problema en puerta, pues la posibilidad de que los Chargers se muden a la misma ciudad el siguiente año está latente, lo que les quitaría un mercado de aficionados decepcionados.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2