×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
24 Enero 2018 04:00:00
Globalización
DAVOS.- El Foro Económico Mundial ha sido, desde su creación en 1970, un escenario natural para la discusión sobre la globalización. Lo que ha cambiado son las posiciones de los principales protagonistas.

Cuando yo empecé a venir, en los años 90, los gobernantes de los países desarrollados, como Bill Clinton y Tony Blair, eran los grandes defensores de este proceso. Los mandatarios y académicos de los países pobres eran, en cambio, los que lo cuestionaban y defendían un nacionalismo que promoviera los intereses de sus países.

Las posiciones han cambiado. Ayer, en Davos, el primer ministro de la India, Norendra Modi, fue el participante que con mayor ahínco defendió la globalización. Si bien nunca mencionó a Donald Trump, resultaba claro en su presentación inaugural que cuestionaba la política de Make America First del presidente estadunidense y rechazaba el proteccionismo. En un lenguaje metafórico declaró: “El padre de la India, el respetado Mahatma Gandhi, dijo: ‘No quiero que las ventanas de mi casa estén cerradas en todas las direcciones, sino que el viento de todos los países entre con aplomo. Pero no aceptaré que mis pies sean desenraizados por este viento’”. En 2017, la defensa no sólo de la globalización, sino del sistema de libre mercado, le tocó, paradójicamente, al presidente del Partido Comunista de China, Xi Jinping.

Los activistas que se oponen a la globalización y al capitalismo han hecho del Foro el símbolo de todo lo que odian. Lo curioso del caso es que hay pocos escenarios en el mundo donde se expresen más opiniones contrarias a la libre empresa y a la globalización. Kate Raworth, de la Universidad de Oxford, autora del concepto de la “economía de la rosquilla”, según la cual la mayoría de los habitantes del planeta quedan en el actual sistema económico como en el hoyo de una rosquilla, sin ningún beneficio, dijo ayer en Davos que lo que a ella la “mantiene despierta con preocupación es el crecimiento económico”.

En cambio, Justin Trudeau, el carismático primer ministro de Canadá, se presentó ayer en una sesión plenaria del Foro y anunció que ese mismo día se había alcanzado un acuerdo para la constitución del Tratado Transpacífico entre 11 países con costas en el océano Pacífico. Éste es el acuerdo impulsado originalmente por el ex presidente estadunidense Barack Obama para restar influencia a China en el Pacífico y que Donald Trump canceló para Estados Unidos en un desplante de su política antiglobalizadora. La culminación de las negociaciones del TPP, dijo Trudeau, representa “Un gran día para Canadá y un gran día para el comercio progresista”.

Las amenazas a la globalización, sin embargo, no dejan de estar presentes. En el Foro son constantes las voces de activistas de izquierda y ecologistas que se pronuncian abiertamente en contra de la globalización y de la economía de mercado. Este próximo viernes el WEF recibirá, si no hay cambio de planes de última hora, al enemigo más acérrimo de la globalización, el mismo que retiró a Estados Unidos del TPP y que promete cada tercer día derogar el TLCAN, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Me temo que el mundo se ha vuelto confuso. Los países en desarrollo defienden la globalización, en cambio los activistas de izquierda la rechazan en alianza con un presidente estadunidense de extrema derecha.

INCERTIDUMBRES

Los secretarios de Hacienda de México, José Antonio González Anaya, y de Economía, Ildefonso Guajardo, estuvieron ayer en Davos. En una conferencia de prensa, las preguntas del público se centraron en el TLCAN y las elecciones de 2018. Los funcionarios respondieron con expresiones de la incertidumbre que, en ambos temas, agobia a nuestro país.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6