×
Guadalupe Loaeza
Guadalupe Loaeza
ver +

" Comentar Imprimir
16 Noviembre 2017 04:00:00
Grillos y libros
“Los buenos amigos se conocen en los informes”, dijo Arturo Núñez, gobernador de Tabasco, al abrir el discurso de su Quinto Informe. La maestra Ifigenia Martínez, quien se encontraba a mi lado vestida con un traje sastre naranja y negro, esbozó una sonrisa y me comentó al oído: “Fue mi alumno y he venido a todos sus informes”. En la primera fila, de un repleto auditorio, se encontraban varios exgobernadores de Tabasco, gobernadores en función y el jefe del Gobierno de la Ciudad de México. Sentada en la misma fila estaba la primera dama del estado, muy cerca del secretario de Educación, Aurelio Nuño, así como representantes de otros gobernadores del país.

Aunque nos habían citado a las 11 de la mañana, ya que el evento empezaría a las 12, comenzó una hora tarde. “¡Qué raro, porque el gobernador es puntualísimo!”, comentaban algunos invitados que se fueron congregando poco a poco. Todo el mundo se saludaba con una enorme cordialidad, se hubiera dicho que eran amigos de antaño o antiguos correligionarios del PRI, del PRD y hasta del PAN. Nacho Cobo, el único que llevaba una guayabera negra, abrazaba efusivamente a toda persona con la que se topaba. “Ahora sí, nos vamos a desayunar”, decía con una sonrisa de oreja a oreja. Cuando llegó don Enrique González Pedrero, todos los fotógrafos se arremolinaron para tomarle fotos; lo mismo sucedió cuando fueron llegando los otros exgobernadores de Tabasco. Fue a partir de ese momento que empezó “la grilla”. Alejandra Barrales no llegó vestida de negro, como acostumbra, sino con un vestido de encaje color azul, lo que la hacía parecer mucho más joven. Prácticamente todos los asistentes iban a saludar al joven Aurelio Nuño, que aunque peina canas, parecía adolescente.

El ambiente olía a “polaca”, evocaba los informes de los años 70. “Nada ha cambiado en México”, escuché decir a uno de los invitados. Tenía razón, seguramente esto se debía a la proximidad de los comicios electorales del 2018 tanto para la Gubernatura de Tabasco como para la Presidencia. “Se van a poner buenas las elecciones entre Morena y PRD”, opinaban unos. Era evidente que todo el mundo sabía de los desencuentros entre Núñez y AMLO. No en balde uno de los momentos en que más aplausos se escucharon durante el informe, fue cuando el gobernador exhortó para las próximas elecciones, “a todos los actores políticos...” para que se comportaran con civilidad y elevaran el debate para motivar a los electores. Por su parte garantizó, dada su convicción democrática, un comportamiento apegado a la ley, pues “no toleraré acciones fuera de la ley (...) vengan de donde vengan”.

El informe duró dos horas completitas. Afuera llovía a cántaros, lo cual permitía a los “grillos” seguir “grillando” en “la tierra que el sol mejor alumbra”. Un selecto número de invitados fuimos a la comida que ofreció el gobernador en La Quinta Grijalva. En la mesa principal, además de los anfitriones, estaban Nuño, el presidente de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, con una guayabera bordada preciosa, Alejandro Carrillo Castro, Manuel Gurría y su esposa guapísima y Nacho Cobo que no dejaba de “grillar”.

Al otro día, se inauguró la décima Feria del Libro organizada por la Universidad fundada originalmente por don Benito Juárez en 1861 con un presupuesto de 52 mil pesos procedente de los bienes nacionalizados. En esta ocasión estaba dedicada a Italia, ya que en Tabasco es el tercer idioma que los universitarios aprenden después del inglés y francés. Vincenzo Muscolo, presidente de la Sociedad Dante Alighieri, fue muy enfático en su discurso al recordar a un muy numeroso grupo de estudiantes que el italiano era la cuarta lengua más estudiada en el mundo, debido seguramente a su historia, su cultura y claro, su futbol. Seguramente en ese momento Vincenzo no sabía aún que el equipo nacional de su país había perdido la oportunidad de asistir al Mundial de futbol en Rusia, situación que no se había dado en 60 años.

Una vez que se inauguró la Feria del Libro, brindamos junto con el rector de la Universidad, José Manuel Piña, con vino Lambrusco de la región Emilia-Romagna por el espléndido queso tabasqueño, por su delicioso chocolate, por la lectura, que como bien decía Flaubert, “leer para vivir” y por amor a Tabasco.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2