×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
06 Octubre 2018 03:00:00
Hablemos del USMCA
Por: Verónica Rendón Rodríguez

Ante los cambios en el escenario del tratado comercial de América del Norte ahora llamado USMCA (Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá), quiero resaltar algunos puntos de los que hasta hoy conocemos que quedaron en el Acuerdo y esperemos sean benéficos para los tres países.

En cuestión de automóviles será más costoso que los fabricantes utilicen piezas de fuera de América del Norte, y especialmente de China, además de que la cantidad de vehículos que Canadá y México acordaron exportar a Estados Unidos tiene un cupo de 2.6 millones de unidades anuales, esto en el el caso de que Trump imponga aranceles de 25% a las compras de autos por motivos de seguridad nacional. Asimismo, se requerirá que para poder exportar sin aranceles, 75% de un vehículo tiene que ser producido en uno de los tres países (en la actualidad se exige 62.5 por ciento).

En tanto, en el mercado lácteo, Canadá acordó brindar a los productores de Estados Unidos acceso a 3.5% de su mercado doméstico de productos lácteos, de aproximadamente 16 mil millones de dólares al año, sin embargo, tendrá que ofrecer una compensación a sus productores que salgan perjudicados con el Acuerdo.

El USMCA tendrá una duración de 16 años, pero será sometido a revisión cada seis, no acarreará la amenaza de expiración automática -como lo había propuesto originalmente EU- y permitirá renovar el pacto por otros 16 años (es aquí donde desaparece la “cláusula sunset” que proponía terminar con el acuerdo cada cinco años). Además, en el apartado de derechos laborales se incluye un anexo para adoptar normas y prácticas conformes con lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo, a hacerlas cumplir y a no derogarlas de su legislación, así como también se acordó mantener los tipos de cambio determinados por el mercado y no incurrir en manipulación cambiaría, y combatir la corrupción.

Definitivamente cada país mantiene sus intereses de que esto se arreglara y llegar a un acuerdo para los tres, y aunque aún es muy temprano para juzgar, creo que nuevamente nos encontramos ante una estrategia del señor Donald Trump, ya que puede ser que esté ganando terreno para las próximas elecciones de Estados Unidos al ganar de nueva cuenta una buena negociación para su país, porque sin lugar a duda logró que tanto México como Canadá acordaran algunos puntos tal y como él quería. Y sin temor a equivocarme, uno de los puntos principales de Trump, es reducir la brecha que existe entre las importaciones y las exportaciones de Estados Unidos, ya que hoy en día las importaciones superan a sus exportaciones, lo que ha provocado un déficit en su balanza comercial que asciende a 244 mil 760 millones de dólares y este punto ha sido el principal detonante de la escalada proteccionista que ha desencadenado su Presidente.

Espero que por parte de México sean muy buenos nuestros negociadores y logremos agrandar nuestras exportaciones, pero que al mismo tiempo sean buenos estrategas. Recordemos que “los grandes negociadores se hacen, no nacen”; de igual manera, las negociaciones no se dan solas, se hacen. ¡Hasta la próxima!


.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2