×
Arturo Guerra LC
Arturo Guerra LC
ver +

" Comentar Imprimir
03 Enero 2016 05:05:54
He aquí la esclava del señor
Del evangelio de san Lucas, 1

A los creyentes esta frase nos suena familiar porque fue la respuesta de María al arcángel Gabriel.

Pero esta frase, cruda y fuera de su contexto, puede ser intolerable.  Y es que todos estamos de acuerdo en que la esclavitud es indigna del ser humano y que qué bueno que hace muchos años se abolió…  Al menos legislativamente.

Pero, entonces, ¿qué hay de considerarnos esclavos de Dios?

La frase de María habla de una actitud profunda de un alma que se pone en manos de Dios.  Un Dios que no puede ser malo ni desear nuestro mal ni procurarlo.  Así que con un dueño así, lo que estamos ganando al declararnos sus esclavos es una libertad tremenda: la libertad gloriosa de los hijos de Dios…



Cuentan los biógrafos de san Martín de Porres que en una ocasión su convento estaba afrontando una crisis económica con deudas impagables que se acumulaban. Cuando Martín se enteró, con una espontaneidad que pasmaría a cualquiera dijo a sus hermanos:  “soy propiedad de la orden, véndanme como esclavo para pagar algo de la deuda”.  Claro que sus hermanos dominicos no lo vendieron.  Pero lo que vemos aquí es el corazón de un santo al rojo vivo: noble, generoso, con los pies bien puestos sobre la tierra y que entendía muy bien lo mucho que valía la pena ser esclavo del Señor, al estilo de María.

Hágase, Señor, en nosotros, según tu palabra…
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2