×
Carlos Gutiérrez Montenegro
Carlos Gutiérrez Montenegro
ver +
Psicólogo, Maestro en Enseñanza Superior por la Universidad Autónoma de Nuevo León, actualmente desarrolla su campo en la Universidad Pedagógica Nacional, Unidad Saltillo, como coordinador de investigación; en el Centro de Asesorías, A.C. como psicoterapeuta psicoanalítico; Asesor técnico del Centro de Investigaciones Psicopedagógicas, de la Dirección de Educación Especial de la Secretaría de Educación y Cultura del Gobierno de Coahuila; Productor de contenido del programa “De Frente” y editorialista del canal 7 RCG de televisión, además de articulista del periódico “Zócalo” de Saltillo. Algunos de sus escritos e investigaciones son: "PSICOANALISIS Y SOCIEDAD", publicado por la Universidad Veracruzana en 1982, el 'ESQUEMA DE LA PUBLICIDAD', también publicada por la Universidad Veracruzana en 1984, la 'ESCUELA PARA PADRES", publicada por la Secretaría de Educación Pública de Coahuila y el Instituto de Servicios Educativos del Estado de Coahuila, en 1993 (primera edición) y en 1994 (segunda edición). Además, la investigación llamada ‘ESTUDIO EXPLORATORIO Y PROSPECTIVA DEL PROGRAMA MECED EN EL ESTADO DE COAHUILA’, realizada en una colaboración conjunta de la UPN con el DIF Estatal y la Secretaría de Educación Publica de Coahuila y la investigación “ESTUDIO DE LAS CONDICIONES DETERMINANTES DE LA REPROBACIÓN EN LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE COAHUILA”, de reciente publicación.

" Comentar Imprimir
04 Diciembre 2017 04:00:00
Higinio González, secretario de Educación
Desde hace sexenios, al principio de cada administración y antes de saber quién ocupará cada cargo de primer nivel, con las especulaciones a toda marcha está el temor de si el designado a cada secretaría lo será por compromiso, por méritos políticos o por verdaderas virtudes profesionales y de todas las secretarías la que en lo personal más me preocupa es la de Educación, porque en ella no basta con estar educado, con haber sido maestro alguna vez, saber de administración pública o ser recomendado del sindicato, porque si el que es designado para ocupar esa difícil encomienda lo es por sólo una de esas razones, la educación no va a avanzar, y aunque parezca un lugar común, si no se avanza en educación, en ningún sentido la sociedad progresa.

En los anteriores sexenios han ocupado esa importante oficina personas de diversos atributos, pero no siempre con las cualidades necesarias para impulsar la educación y, en dos o tres casos, personajes que sólo estaban para arreglar cuentas y cuentos, usándola de trampolín o para maquillaje de cifras.

Tal situación ha hecho que la educación en nuestro estado no sea de las mejores. En el Estudio Tendencias de Aprendizaje en México, que preparó el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y que presentó en cifras para Coahuila el consejero presidente del INEE, Eduardo Backhoff Escudero en la Primera Jornada de Investigación Educativa, organizada por la Universidad Pedagógica Nacional (Unidad Saltillo) y la Escuela Normal Regional de Especialización el pasado noviembre, se mostraron resultados no favorables para Coahuila, pues el avance entre 2003 y 2014 es marginal en Matemáticas.

En tanto, en aprendizaje de Lenguaje es decreciente y además no está Coahuila en los primeros 10 lugares de aprovechamiento del aprendizaje, destacando el presidente del INEE que con base en estos resultados ya fueron emitidos una serie de recomendaciones a las autoridades educativas estatales, a fin de implementar programas y políticas para la mejora educativa. Es decir, a la educación en Coahuila hay que ponerle verdadera atención.

Por eso me dio mucho gusto que el profesor (sí… también licenciado, maestro y doctor) Higinio González Calderón haya sido designado para secretario de Educación. Lo conozco desde hace más de 40 años, he trabajado con él (fue mi primer jefe) y he seguido su trayectoria a lo largo del tiempo.

Es un hombre convencido de la educación, aunque cuando era muy joven no quería ser maestro, pero después de dar una clase en Torreón (en donde estudiaba una carrera que finalmente no terminó), recibió un nutrido aplauso de sus alumnos (todos mayores que él). Y ahí se decantó, además de que muchos de sus parientes eran profesores.

La creación de la Universidad Autónoma del Noreste pudo no ser sólo obra suya (porque ese proyecto requería de muchas manos), pero el en ese entonces innovador modelo educativo y su implementación sí fue obra de él. Y los subsiguientes modelos, todos ellos de vanguardia, también han sido implementados bajo su iniciativa.

Es un hombre que sabe el valor de los recursos, porque siempre los ha tenido que gestionar (nunca le regalaron la nómina), lo cual hace que sea cuidadoso con ellos. Le gusta y sabe administrar: en los 70 trajo a Saltillo, en convenio con la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Maestría en Administración, de la cual él mismo egresó. Muy hábil para las alianzas, construyó para la UANE un Doctorado en Educación internacional y ahora lanzó a su universidad al ciberespacio con un moderno modelo de educación virtual. Y además, le gusta y sabe de educación para la empresa.

Después de mucho tiempo, tenemos un educador ocupando la Secretaría, pero con retos muy importantes, porque si bien la educación en Coahuila tiene su propia dinámica histórica, esa energía se fue agotando con la falta de un proyecto claro, preciso y orientado hacia el esfuerzo pedagógico, no hacia objetivos políticos que llevan lenta pero seguramente a la inmovilidad. Y en estos 40 años jamás he visto al profesor Higinio inmóvil. Siempre está lleno de ideas innovadoras e iniciativas para realizar. Bienvenido sea.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2