×
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
22 Junio 2019 04:05:00
Historias que arrastran
“¿Qué une a la gente? ¿Ejércitos? ¿El oro? ¿Una bandera?... Historias. No hay nada más poderoso que una buena historia. Nada la puede parar. Ningún enemigo la puede derrotar”.

Parte del discurso de Tyrion Lannister que sirvió para elegir al nuevo rey de Westeros en el último capítulo de Game of Thrones. El chaparrín lo volvió a hacer, demostró de nuevo el poder de la palabra.

Convenció a los virreyes sobre su candidato. No le arruino el capítulo (y la serie) por si no lo ha visto. Pero Tyrion tiene razón: una buena historia arrastra. ¿Y sabe, sobre todo, cuándo? Al hablar en público. Al dar una charla o presentar.

¿Cómo electrizar a una audiencia? Revisemos un par de recetas, iniciando con siete lecciones de la experta Marta Kagan:

1. Empiece con papel, no con PowerPoint. Tome papel y lápiz y haga un esbozo del contenido, del flujo. De los ejemplos, anécdotas y datos relevantes. “Lo más importante para mejorar es tener una historia que contar antes de llegar al PowerPoint”: Cliff Atkinson (autor de Más Allá de los Bullets).

2. Cuente su historia en 3 actos.

Acto 1: la preparación. Presente personajes en el contexto de una historia personal. Y, sobre todo, responda a la pregunta: ¿por qué me debe importar lo que vas a decir?

Acto 2: la confrontación. ¿Cómo me beneficia tu idea, producto o proyecto? El enemigo a vencer.

Acto 3: la resolución. ¿Qué debo hacer ahora?

3. Una imagen vale más que mil palabras. Está científicamente comprobada la superioridad de las imágenes. Imagine: una audiencia recuerda apenas 10% del contenido verbal. Pero con imágenes, ¡la cifra cambia a 65%! Adicionalmente el cerebro las procesa 60 mil veces más rápido.

4. Las emociones capturan la atención. “Un evento cargado de emociones es el estímulo más poderoso. Las audiencias retienen seis veces más estadísticas asociadas a anécdotas”, asegura en su libro Reglas del Cerebro el biólogo John Medina. “La gente puede olvidar lo que les dices, pero no cómo los hiciste sentir”, dicen Chip y Dan Heath, profesores de Stanford y autores del libro Hecho para Quedarse.

5. Use términos comunes. Entendibles. Steve Jobs no presentó al iPod con un largo párrafo de especificaciones, sino con “iPod. Mil canciones en tu bolsillo”.

6. Olvide los “bullet points”. Todos usamos y abusamos de ellos (me confieso culpable). Los “bullets” le dicen a la audiencia “apunta esto” y no: “Tienes que recordar esto”.

7. Practique y ensaye como loco. Según la experta Nancy Duarte, una presentación memorable requiere 30 horas de investigación y preparación, 30 horas para hacerla y 30 para ensayarla. Póngale que exagera y divídalo entre 10 o 20: 1.5 horas en cada actividad.

Excelentes. Veamos ahora el secreto detrás de las fabulosas charlas de TED según Carmine Gallo, autor del libro Hable como en TED. Asegura que las presentaciones más persuasivas cumplen tres leyes: despiertan emociones, son novedosas y son memorables.

Gallo analizó las 500 mejores charlas, platicó con los autores más vistos para escribir su libro y derivar nueve lecciones (tomadas de Forbes, Slideshare y Financial Times):

1. Libere al maestro que trae dentro. No se puede inspirar a nadie si usted no está inspirado. El apasionado se puede convertir en maestro. Y la maestría es pilar de una gran presentación.

2. Cuente tres historias.

3. Practique incesantemente.

4. Enseñe algo nuevo a su audiencia. Provoque, despierte, rete.

5. Tenga momentos que dejen “con la boca abierta”.

6. Sea simpático sin contar chistes. El humor es un elemento poderoso y no tiene que ser un cómico para usarlo.

7. Utilice la regla de los 18 minutos. Más tiempo hace que la mente olvide.

8. Fotos en lugar de texto.

9. No se salga de su carril. Sea auténtico y abierto. No venda lo que no tiene.

Fenomenales. Quizá nuestros mensajes no sirvan para nombrar al rey de Westeros, pero una historia que mueve siempre será muy útil en los negocios, la política y la vida. Suerte al contarla.

Posdata. Otra vez se enoja López por la gran caída en la generación de empleos. “Él tiene otras cifras”. ¡Uffff! Cuando alguien se pelea con la realidad, esta siempre termina
ganando...



En pocas palabras...

“Pueden escuchar tus palabras, pero sentirán tu actitud”.

John Maxwell, autor estadunidense.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5