×
Carlos Oswaldo Orta
Carlos Oswaldo Orta
ver +

" Comentar Imprimir
08 Agosto 2017 04:00:00
Hit and run
Con una temporada más sin playoffs termina el año deportivo para el parque Francisco I. Madero. Los Saraperos quedaron eliminados de contención desde hace varias semanas, dando pocas satisfacciones a sus aficionados.

Con excepciones como la de Rainel Rosario, que está al tope de RBIs y home runs de la Liga Mexicana, y buenas actuaciones de José Julio Ruiz y Justin Greene (ya con Monclova) así como la revelación del joven coahuilense Fabricio Macías, poco es lo que se puede rescatar de este año de los Saraperos.

Sin embargo la asistencia al parque de pelota se mantiene en el top 5 de la liga. Durante la última serie del año y sin grandes promociones de una directiva que se está quedando atrás en la tendencia merca-dológica actual de la LMB, las gradas del Madero lucieron una buena entrada, demostran-do que la afición de la capital apoya a su equipo a pesar que no se obtengan buenos resultados.

La visita de Javier Salinas, cabeza de liga que iniciará su función como presidente en solitario el próximo año, dejó claro que se pretende mantener la plaza en Saltillo, aunque nada lo garantiza.

El fenómeno de la afición en Saltillo resulta por demás extraño, pues aunque la asistencia ha ido disminuye-ndo desde el 2011, cuando se promediaron 8 mil 550 aficionados por juego, hasta el año anterior cuando sólo acudieron 4 mil 800.

Pero en un año donde las cosas no mejoraron, e incluso se tendrá peor récord, los salti-llenses respondieron de mejor manera por alguna extraña razón y el año se cerró con 5 mil 132 personas en las tribunas.

Predecir lo que ocurrirá con la franquicia en Saltillo es un poco más complicado que en otras plazas, donde el beisbol en realidad no levanta el interés de muchos y eventualmente sus dueños terminan por buscar nuevas fronteras.

Sin embargo no es secreto que la intervención del Gobierno del estado en la escuadra saltillense sigue siendo alta y el turbulento panorama político que prevalece en la entidad podría influir.

Salinas ha dejado claro que se pretende mantener el mismo número de equipos para su proyecto de dos torneos en 2018, pero tampoco ha quedado del todo claro si serán las mismas sedes.

En lo deportivo, Saraperos cierra contra Aguascalientes, un equipo que hace poco luchaba por mantenerse en su ciudad ante la falta de afición en su estadio, pero que ahora lucha por los playoffs y que ha entrado en una buena racha.

En tres y dos

Tijuana consolidó este año su proyecto con los Toros, que lucen sólidos para por fin ganar su primer título, pero el Norte ha mostrado que es complicado hacer una predicción a estas alturas, pues los cuatro calificados tienen un buen plantel con que enfrentar la postemporada.

Sultanes y Acereros no han tenido un buen Agosto hasta el momento y las rachas con las que se enfrenta la postemporada son a veces fundamentales.

El Sur luce muy débil en comparación, con un solo equipo en contención, los Leones de Yucatán, mientras que el resto luce débil en comparación.

Para dar una idea clara sobre esto, si el segundo (Pericos de Puebla) estuviera en la Zona Norte, en este momento estaría en sexta posición, eliminado de los playoffs.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2