×
Querida Abby
Querida Abby
ver +
Jeanne Phillips escribe “Querida Abby”, la columna de consejos más leída en el mundo. Ella es la hija de Pauline Esther Friedman Phillips, quien fundó “Querida Abby” en 1956. En la columna de Diciembre de 2000, la señora Phillips presentoó a Jeanne como co-creadora de Querida Abby. Ambas empezaron a compartir el nombre Abigail Van Buren y las dos fueron fotografiadas en la columna. Jeanne asumió oficialmente el mando de Querida Abby en Agosto de 2002, cuando la familia Phillips anunció que Pauline había sido diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer. Jeanne continuó escribiendo bajo el seudónimo de “Abigail Van Buren”. “Querida Abby” es publicada en más de mil 400 periódicos en los Estado Unidos con una combinada circulación de 110 millones. En (el sitio en internet de Querida Abby) la columna reporta entre 5 mil a 10 mil cartas por semana, buscando consejos acerca de una gran variedad de situaciones personales. Jeanne ha aparecido en varios programas de televisión, incluyendo CNN con Larry King en vivo. Muchas prestigiosas organizaciones nacionales la han reconocido por su trabajo y esfuerzo en educar a sus lectores de diferentes temas relacionados con salud, seguridad, y la aceptación de diversidad de culturas.

" Comentar Imprimir
21 Julio 2011 04:00:03
Hombre desea ser perdonado
QUERIDA ABBY: Hace dos años cometí un error horrible. Infringí la ley y fui declarado culpable de tres delitos menores. Vivo en un pueblo pequeño, así es que todos se enteraron. Perdí mi trabajo, muchos amigos y mi reputación.

Todavía estoy trabajando para reconstruir mi vida y encontrar un sentido de normalidad para mí y mi familia. He estado en terapia desde entonces y he aprendido mucho de esta experiencia.

Mi problema es que mi hermano no me perdona. Me lo recuerda y se niega a ayudarme en mis esfuerzos. Me dijo que me merezco todo lo que me pasa. Quiero a mi hermano y soy muy unido a mis otros hermanos. No quiero que nos distanciemos, pero ya no soporto esta actitud crítica. ¿Qué puedo hacer? – CALIFORNIA, EUA.

ESTIMADO HERMANO:
Debido a que estás en terapia, habla con tu terapeuta. Supongo que por haber sido condenado, has pagado - o estás volviendo a pagar - tu deuda con la sociedad. Estás trabajando para reconstruir tu vida; estás haciendo todo lo posible en este momento para retomar el buen camino. No midas tu valor a través de los ojos de tu hermano. Puede que no sea capaz de perdonar. Y si ese es el caso, es un reflejo de lo que él es - no de lo que tú eres.


QUERIDA ABBY:
A mi esposo trabajador de cuatro años, “Brian”, le encanta comer fuera tres o cuatro noches a la semana. Es agradable no tener que cocinar, y me ha malacostumbrado. Le encanta tener invitados. Llevamos a amigos, familiares o compañeros de trabajo.

El problema es que Brian quiere sentarse durante dos o tres horas, tomar una copa y platicar antes de comer. Insiste en que debo esperar hasta que él esté listo para comer. A veces se hace tan tarde como las 10:00 de la noche.

Tengo un estómago sensible y tengo que comer temprano. He cenado temprano toda mi vida. Si ceno tarde, se me hace un nudo en el estómago, y en cuanto llegamos a casa es hora de acostarnos porque tengo sueño. Brian puede dormir con el estómago lleno sin ningún problema. A mí me dan agruras.

Brian espera que nuestros invitados se adhieran a su rutina. Incluso cuando tenemos comidas al aire libre, todos deben esperar el plato fuerte. Él dice: “Bueno, tendrán que esperar. No quiero que nadie coma y salga corriendo.”

Saco aperitivos, pero no es suficiente para detenerlos. Si no esperamos, él se enoja y amenaza con no tener otra comida al aire libre. Le he explicado que no todos pueden comer tan tarde.
Abby, ¿Quién tiene razón? - HAMBRIENTA EN ARIZONA.

ESTIMADO HAMBRIENTA:
Usted. Parece que se casó con un bebedor muy trabajador y egocéntrico con la necesidad de controlar a todos a su alrededor. Un anfitrión generoso toma en cuenta las necesidades y los deseos de sus invitados. Un anfitrión egoísta se comporta como su marido. Francamente, me sorprende que alguien que no tuviera la necesidad aceptara más de dos invitaciones a cenas o comidas al aire libre.

Usted debe comer algo antes de ir a cenar con él y hacer lo mismo en casa siempre que lo necesite. Si no, podría tener un serio impacto negativo en su salud.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2