×
Sonia Villarreal
Sonia Villarreal
ver +
Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación. Regidora en el Ayuntamiento de Piedras Negras. Secretaria General del Comité Municipal del PRI. Secretaria Técnica del Ayuntamiento. Directora General de Desarrollo Social en el Municipio. Directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Secretaria de la Secretaría de las Mujeres en el Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza. Diputada Local por el XVI Distrito Electoral, Presidente del Comité Municipal del PRI, Presidente Municipal de Piedras Negras Administración 2018. Actualmente Subsecretaria de Coordinación Interinstitucional en Materia de Seguridad.

" Comentar Imprimir
13 Abril 2019 04:00:00
Honor a quien honor merece
Este jueves tuve la oportunidad de platicar con una amiga a quien admiro y respeto por el trabajo que realiza en pro de las mujeres que viven en situación de violencia.

Desde hace 15 años, dirige un refugio en el que además de brindar seguridad, protección, vestido y alimento, contribuye para que ellas logren su empoderamiento, conozcan sus derechos y desarrollen las herramientas necesarias para regresar a su vida cotidiana en las mejores condiciones.

La violencia contra las mujeres es alarmante y no podemos fingir que no pasa, hace tres años, en 2016, la ENDIREH (Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares) publicó que 6 de cada 10 mujeres en nuestro estado es víctima de violencia por sus propias parejas, y desafortunadamente, la situación avanza de manera negativa.

Según datos del informe con perspectiva de género del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hay un incremento del 111% ¡increíble!, ¿verdad?, pero las cifras pasaron de 417 en enero 2018 a 882 en enero 2019.

La situación es complicada pero nuestro gobernador, el ingeniero Miguel Ángel Riquelme Solís, está actuando, sigue impulsando los Centros de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres, y en diciembre pasado inició la construcción de otro más en Piedras Negras.

Por eso, mi admiración a quienes dirigen refugios como el de Luz y Esperanza y mis respetos y reconocimiento al alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez, porque es un hombre que, consciente de la problemática, decide apoyar esta asociación civil con la construcción de un refugio que salvaguarde la vida de las mujeres que se encuentran en riesgo por la violencia con sus hijos e hijas; valoro y resalto su compromiso, sensibilidad y empatía con la ciudadanía, porque hacer esto, no es nada fácil.

Esto me hace recordar a mi entrañable amigo, Fernando Purón, que siendo alcalde, me apoyó y ayudó para que una asociación civil nigropetense pudiera instalar un refugio y salvar así, a muchas de ellas.

Ojalá en Coahuila y el resto del país existan más alcaldes como ellos, que más allá de estigmas o política, sienten un verdadero interés por las mujeres víctimas de violencia, y tú… ¿qué opinas?.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2