×
Denise Maerker
Denise Maerker
ver +

" Comentar Imprimir
22 Junio 2011 03:00:58
IFE: la joya democrática en el abandono
Dos han sido las instituciones creadas por la democracia mexicana: el IFE, Instituto Federal Electoral y el IFAI, Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, nada más. Y en los pocos años que tienen, ambas instituciones han sufrido los embates de una clase política que una vez pasada la emoción democrática inicial no soporta que se les señale, se les exija y menos que se les multe.

El IFAI se defiende desde hace años de quienes se resisten a aceptar sus decisiones sin poder anularlas vía un tribunal de apelación y el IFE lleva ocho meses funcionando sin tres consejeros.

La destrucción del IFE inició hace años. Cuando terminó el periodo de siete años de los primeros consejeros encabezados por José Woldenberg, los partidos políticos, y en especial el PRI y el PAN decidieron no reelegir a ninguno de los consejeros salientes y renovar de tajo el instituto. La razón: no les gustó que un órgano independiente los exhibiera ante la sociedad, especialmente por los casos de “Amigos de Fox” y “Pemexgate”. Toda la experiencia y reputación acumuladas en esos consejeros fue barrida de golpe.

Luego vino la caótica designación del segundo IFE. Elba Esther Gordillo, entonces líder de los diputados priístas, llevó la voz cantante, ella personalmente seleccionó figuras de segundo nivel, sin trayectoria propia, pero eso sí, cercanas a ella. Eso, y la terquedad de Pablo Gómez del PRD que por mantener a uno de los anteriores consejeros acabó fuera de la negociación, dejaron un IFE de bajo nivel, avalado sólo por el PRI y el PAN. La inexperiencia hizo estragos y la exigente noche del 2 de julio de 2006 dejaría al descubierto los titubeos de ese inexperto grupo. Más de un día tardaron en explicar en dónde estaban las actas con inconsistencias y abrieron así el espacio para que López Obrador y su grupo hablaran de la desaparición de cientos de actas.

Luego vino la reforma del rencor en la que todos los partidos saldaron cuentas con los consejeros y con los medios. Se nombró parcialmente a un tercer IFE y acabamos con algunos consejeros que en lugar de ser representantes del sentir de la izquierda o de la derecha en general ahora responden a liderazgos concretos de fracciones dentro de un partido.

El IFE funciona desde hace ocho meses sin tres consejeros y los que hay están totalmente divididos. ¡La joya de la corona de nuestra transición democrática yace arrumbada y olvidada por la clase política! A nadie parece preocuparle, ni a los diputados, ni al Presidente, ni a los partidos que el árbitro electoral esté a punto de enfrentar otra contienda presidencial en una posición de debilidad alarmante.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2