×
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
09 Septiembre 2017 04:07:00
Ignorancia + ineptitud
“Lo más interesante de nuestro tiempo es que la ineptitud es una fuerza mucho mayor que la ignorancia”.

Interesantes palabras de Atul Gawande, cirujano oncólogo y profesor de Harvard. El autor del libro Ser Mortal utiliza el símil de la medicina para fundamentar este argumento.

Explica que el enorme progreso del último siglo eliminó grandes lagunas de conocimiento (claro, aún quedan muchas), por lo que es más común que un error se dé por ineptitud al mal aplicar el saber existente a la solución de un problema.

Es cierto en parte. Por lo menos en México y sobre todo en la política, a veces parece que no es una disyuntiva. ¡Para nada! Acá es “ignorancia” + “ineptitud”. El Paso Express es un ejemplo perfecto:

* Hubo advertencias múltiples sobre lo inadecuado del drenaje existente. Todas fueron ignoradas.

* La obra costó el doble de lo planeado y, obvio, tuvo retrasos.

* El “rescate” de las dos víctimas fue patético. Murieron ahogados, pero realmente los mató la incompetencia.

* ¿El culpable? Todos. ¿Castigos? Nadie. De locos.

* ¿La atención a los deudos? Por fin acordaron la indemnización. pero después de sobornos infantiles y amenazas gansteriles.

¡Ufff! ¿Cómo combatir esta suma catastrófica? Empecemos con la ignorancia. Para eliminarla, hay que aprender. Y para hacerlo, hay que informarse, pero hay que informarse bien.

“Cada vez más llenamos nuestras cabezas con ‘frases mediáticas’ (soundbytes), el equivalente mental a basura”, explica Shane Parrish.

El autor del blog Farnam Street recomienda poner atención a tres cosas respecto a nuestra “biblioteca mental”:

1. La información que almacenamos (exactitud y relevancia).

2. La habilidad de accederla.

3. La facilidad de utilizarla.

El primer punto es clave en el mundo interconectado de las redes sociales, pues estamos inundados de información. Y la gran mayoría es irrelevante, superficial, exagerada y hasta falsa.

Recuerde: si basura entra, basura saldrá. Parrish sugiere un filtro de dos pasos para decidir qué almacenar. Primero, cuestionar la validez en el tiempo: ¿será el dato válido la semana que entra? ¿No? Elimínelo.

Y segundo, revisar los detalles de la información. Cuestionar si proviene de fuentes confiables. Y, OJO, no se aprende en 140 caracteres. Concluye el autor: “hay que aprender de personas con conocimiento profundo”.

Fenomenal. Pasemos a la aptitud, el tercer punto de Parrish. De poco sirve tener el conocimiento adecuado si no se utiliza para lograr un objetivo específico. ¿Cómo lograrlo? Le propongo tres pasos:

a) Entrenamiento y capacitación. Ejemplo: el aterrizaje en el Hudson de “Sully” Sullenberg. Ante una crisis, temperamento + entrenamiento. El apto rara vez lo es por casualidad.

b) Experimentación y aprendizaje. En un mundo dinámico, ser apto hoy no garantiza serlo mañana. Hay que experimentar y aceptar los “fracasos buenos”. Relea la columna Fracase Bien y Triunfe.

c) Solo, no. En un mundo de disrupción, la organización apta trabajará en equipo con grupos diversos que discuten ideas libremente. Así se gesta la innovación. Mérito, no organigrama.

Cierro con Gawande, que visualiza una era de gran avance tecnológico donde la lucha contra la ineptitud gana importancia.

“El reto será crear sistemas para realizar los beneficios de tantos descubrimientos”, concluye.

Es cierto. Hay que prepararnos a nivel personal, organizacional y como sociedad para triunfar en una carrera donde los ignorantes ni siquiera participan y los ineptos perderán siempre.

Hay que limpiar la casa y, sobre todo, urge hacerlo en nuestros gobiernos donde la suma actual es mucho peor: ignorancia + ineptitud + cinismo + deshonestidad + y mejor le paro, porque, como dice “Catón”, ¡ya me estoy encaboronando!

Posdata. Malas noticias. Parece que Kelly está regulando la diarrea verbal de Trump. El acuerdo del magnate con los demócratas es astuto y quita varios obstáculos a su agenda legislativa. Si le controlan el temperamento, sus malas ideas tendrán más posibilidad de éxito.

En pocas palabras:

“El conocimiento real es entender el alcance de nuestra ignorancia”.

Confucio
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2