×
Confesionario
Confesionario
ver +

" Comentar Imprimir
01 Julio 2018 04:10:00
Imaginemos cosas chingonas
Imaginemos cosas chingonas, dijo Javier “El Chicharito” Hernández, y se llegó el día de la elección en que no sólo basta imaginarlas, hay qué hacerlas.

Es el día en que dejemos de imaginar en quién puede llevar las riendas de nuestro país: José Antonio Meade, Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya o Jaime “El Bronco” Rodríguez.

Se llegó el día en que debemos, con nuestro voto, elegir a los alcaldes, a los diputados y senadores.

Tuvimos los 90 días para imaginar y pensar cómo sería nuestro México con cualquiera de los cuatro como presidente.

Hoy lo decidimos todos.

Vote usted por el que le haya convencido en sus propuestas y también si creyó en sus promesas.

Ejerza su derecho, tal vez no gane por el que usted votó, pero deberá estar satisfecho que cumplió como ciudadano.

**********

Las campañas fueron una encarnizada guerra.

Algunos piensan que la elección es como un Clásico entre Acereros-Saraperos o Tigres-Rayados… o un América-Chivas…

Esperan que gane su candidato para ir a cantárselo a los que votaron por el resto.

Y lo dirían en el tono como si al ser Presidente, el que perdió tuviera que someterse a él.

Algo anda mal en muchos de nosotros.

Ninguno de los que hoy habrá de ejercer su voto está en busca de un emperador o emperadora.

Todos debemos de votar por uno: Alfredo Paredes, Lulú Kamar, Griselda Tovar, César Flores, Gerardo García, Pedro Magaña, Baltazar Cisneros.

¿Y qué pasa si no gana mi candidato? ¡Nada!

Nada, porque el que gane no va a ser el emperador de Monclova o Ciudad Frontera o cualquier municipio, porque nadie debe someterse a él o ella… va a ser nuestro empleado.

Los ciudadanos a elegir a un empleado, a un mayordomo por seis años, a quien le vamos a otorgar poderes para que mantenga a nuestro país, nuestra ciudad, nuestra casa, en orden, y la haga prosperar.

Lo vamos a contratar y esperamos que no se robe el cambio, ni saque del refri la comida que es para nuestros hijos.

Muchos estaríamos pensando en un empleado…

Pero muchos otros creen que se juegan el honor y creen que ganar la elección con su candidato va a servir para elevar el canto en las tribunas, hacer la señal del dedo a los adversarios y bailar de contentos.

Esa es la cuestión…

Votemos por quien creamos que es el mejor preparado, no el menos peor… Votemos por quien creamos que tiene la capacidad.

Votemos por quien creamos que será un buen empleado y si ya lo ha demostrado mejor.

Así de fácil.

**********

Al cuarto para las 12 se dieron un último entre de guerra sucia y debe usted saber que no es entre los candidatos.

Primero surgió el rumor de que Lulú Kamar había abandonado la elección porque supuestamente su partido, el PRI no le había dado el apoyo que necesitaba.

Totalmente falso, lo de abandonar el proceso, sería ridículo a estas alturas tomar una decisión de ese tamaño.

Apenas habían pasado unos minutos y en lo que el equipo de comunicación de la priísta desmentía el rumor, soltaron la misma versión para Alfredo Paredes.

Era el mismo texto, sólo cambiaron nombres e imágenes.

Anoche, cuando todo eso sucedía, los monclovenses ya tenían claro por quién iban a votar.

Hoy ya nada cambia, los electores, los que voten, lo tienen decidido.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2