×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
05 Septiembre 2018 03:13:00
Industria aeroespacial
Se tuvo la oportunidad de tener en tierras coahuilenses, específicamente en Ramos Arizpe, un clúster aeronáutico. En aquellos tiempos, por pesos, no se dieron las facilidades correspondientes para que se quedara, pero “a toro pasado no hay nada qué hacer”. Lo que sí podemos hacer es NO REPETIR los errores y darle facilidades a este clúster porque es natural la vocación de la Región Sureste de Coahuila, que es la automotriz, y también el clúster de electrodomésticos, que puede ser un complemento para no depender en su totalidad de los vaivenes del sector automotor.

Tenemos todo: mano de obra calificada, parques bien equipados, conectividad, servicios, hospitales, escuelas y otros.

Deberíamos estar pensando en tener parte de este mercado, en el que en la actualidad México se ubica en el decimosegundo lugar con un valor de 9 mil 500 millones de dólares o alrededor de 180 mil millones de pesos. Es lo que podemos lograr si nos ponemos las pilas, ya que el mercado total mundial es de 840 mil millones de dólares.

México representa 1% del total del mercado y por eso es importante saber a dónde se está moviendo el mercado de la aeronáutica para poderlo atraer. Para que se den una idea, los 840 mil millones de dólares representa cerca de 80% del PIB de México, estamos hablando de un sector industrial de gran tamaño en muy pocas manos.

México está creciendo en este sector gracias a las facilidades y visión que han brindado las autoridades y los estados, ya que se están construyendo aeronaves con mano de obra calificada pero con bajos sueldos, por lo que el potencial es bueno para los próximos años.

Hay compañías del sector como AeroDynamic Advisory y Teal Group que están llevando a cabo análisis a nivel mundial para instalar nueva proveeduría que esté en el mismo horario que el constructor más grande del mundo que es Boeing, empresa con sede en Seattle, Estados Unidos.

Las aeronaves en sí representan 28% del mercado, los sistemas interiores, 26%; el mantenimiento, 27%; los satélites, 7% y los misiles, 5%, por lo que hay muchas áreas de oportunidad, de ahí la importancia de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México porque podría ser un hub o, en palabras cristianas, un centro de negocios, pues aquí se podrían tener hangares de mantenimiento y reparación que volaran entre América Latina y Estados Unidos con bajos costos de mano de obra y generando una gran cantidad de empleos bien pagados.

Y si nos ponemos las pilas, podemos tomar el mercado del sur de Estados Unidos, sus aeropuertos, para hacer el mantenimiento y tendríamos en la Región Sureste de Coahuila y, por qué no, en Torreón una parte de este clúster que representaría 200 mil millones de dólares.

Entendamos: Estados Unidos tiene el liderazgo de la industria aeronáutica global, y crece cada año gracias a sus abultados presupuestos públicos para la defensa e innovación. Día con día sacan nuevos sistemas de navegación y las grandes firmas son Boeing, Lookheed Martin y General Electric, entre otras. México debería copiar en los próximos seis años el modelo chino de invertir, en el que vengan empresas y se aprenda de ellas para el día de mañana poder armar nuestros propios aviones. ¿Y ustedes qué opinan, mis queridos 39 lectores?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2