×
Ricardo Raphael
Ricardo Raphael
ver +
Licenciado en Derecho por la UNAM. Maestro en Ciencias Políticas por el Instituto de Estudios Políticos de París, Francia. Maestría en Administración Pública por la Escuela Nacional de Administración (ENA) de la República Francesa. Estudios Doctorales en Economía Política y Políticas Comparadas por la Escuela para Graduados de Claremont, California, EU. Secretario General de Democracia Social, Partido Político Nacional. Representante ante el Consejo General del IFE del partido México Posible. Coordinador de la Comisión Ciudadana de Estudios para Eliminar y Prevenir la Discriminación. Actualmente es profesor afiliado a la División de Administración Pública del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Conductor del Espiral, programa de análisis político dominical del Canal 11. Analista Político cotidiano del Noticiero Enfoque de Núcleo Radio Mil. Analista semanal del noticiero nocturno de Proyecto 40. Co-conductor del programa Claves, también de Proyecto 40. Integrante de la mesa editorial de la Revista Nexos. Miembro del Consejo Consultivo de Conapo. Cuenta con diversas publicaciones en temas relativos a: La transición democrática. La función pública. El sistema de partidos. Los derechos. La ciudadanía.

" Comentar Imprimir
19 Septiembre 2016 04:00:42
Infame ascenso de Zerón
Es larga la lista de negligencias, manipulaciones, errores y probables delitos cometidos por Zerón de Lucio a propósito del caso Ayotzinapa

¿Cuál es la deuda que el presidente Peña Nieto tiene con Tomás Zerón de Lucio?

El comunicado oficial del Gobierno, publicado el jueves, dice que fue nombrado secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional “en reconocimiento a sus acciones y responde a la experiencia y capacidad que ha demostrado en sus encargos anteriores”.

Todos poseemos el derecho a tener opiniones propias, pero no a inventar realidades falsas y mucho menos a suponer con ingenuidad que los demás las aceptaremos dócilmente.

Hay argumentos para cuestionar con dureza el desempeño mostrado por Tomás Zerón en sus cargos anteriores.

Las críticas a su persona no provienen de una sola fuente, son parte de un grueso expediente cuyos textos encuentran orígenes múltiples.

Antes de haber sido nombrado director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR ya traía marcas indeseables en su currícula. En 2007 fue despedido de la Policía Federal porque, frente a sus narices, 50 sicarios del grupo criminal de los Zetas atacaron a la Policía Municipal de Cananea.

Tiempo después, en 2010, fue señalado como artífice de una fabricación relacionada con la muerte de la niña Paulette Gebara.

Y sin embargo, hacia finales de 2013, Tomás Zerón se convirtió en el brazo derecho del exprocurador Jesús Murillo Karam y, al frente de la AIC, participó en las investigaciones sobre los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala la madrugada del 27 de septiembre de 2014.

Su desempeño despertó muy pronto dudas por parte de los familiares y defensores de las víctimas. Es larga la lista de negligencias, manipulaciones, errores y probables delitos cometidos por Zerón de Lucio a propósito del caso Ayotzinapa.

Aquí algunos ejemplos: 1) excarceló a Agustín García, “El Chereje”, sin autorización del Ministerio Público para que visitara el lecho del río San Juan; 2) impidió que el inculpado fuera acompañado de su abogado defensor; 3) ordenó a los peritos inspeccionar la zona vecina del río sin contar con orden ministerial; 4) no incorporó en esta diligencia al Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), contrariando el acuerdo existente entre este grupo y la PGR;

5) olvidó incluir esta diligencia en el expediente judicial y; 6) mintió al afirmar que fue escoltado por personal de la ONU.

De comprobarse todo lo anterior, Tomás Zerón sería responsable de haber violado la Constitución, en concreto el principio de legalidad, y también de haber cometido crímenes contra la administración de justicia.

Tendría entonces que ser perseguido judicialmente por haber abusado de sus facultades y por haber retrasado, entorpecido y manipulado las investigaciones.

Hace poco más de dos meses la procuradora Arely Gómez informó a los padres de las víctimas que la oficina del visitador de la PGR –el órgano responsable de investigar los asuntos internos de esa dependencia– estaba a punto de concluir un informe serio y riguroso sobre el proceder de Zerón en el caso Ayotzinapa.

Fuentes reservadas dentro de la PGR afirman que este funcionario iba a salir muy mal librado una vez que tal informe se hiciera público.

Y sin embargo –antes de dar a conocer el resultado de la investigación prometida– Peña Nieto ascendió a Zerón de Lucio para que ocupara uno de los puestos más importantes dentro de la oficina de la Presidencia de la República.

La secretaría técnica del Consejo de Seguridad Nacional tiene acuerdo frecuente con el jefe del Estado mexicano porque coordina los esfuerzos de la Defensa Nacional, la Marina, el CISEN, la Secretaría de Gobernación y el resto de agencias responsables de la inteligencia civil y militar.

Es cabeza también del sistema de espionaje del Estado y fija los lineamientos para investigar a todo sospechoso de afectar la seguridad política o económica del país.

A Tomás Zerón no lo quitaron de la AIC por las buenas razones; lo ascendieron a un puesto superior. Para confirmarlo basta con leer las leyes y reglamentos que norman la Administración Pública Federal.



Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6