×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
14 Julio 2017 04:00:00
Infractores sin castigo
Nada bueno les ha traído a los partidos políticos PRI y PAN la aplicación del Artículo 41 de la Constitución Política de México, en todos sus párrafos. En primer término, porque dicho numeral evita que siga siendo el órgano electoral local quien califique los recursos erogados en campaña por los partidos políticos y sus candidatos, lo que antes poco les preocupaba por existir un claro sometimiento del árbitro local en materia de comprobación de gastos.

El día de hoy el Consejo General del Instituto Nacional Electoral analizará, y en su caso aprobará, los dictámenes de fiscalización, en los cuales la Unidad Técnica de la materia encontró rebase de topes en los gastos de campaña por parte de las coaliciones que contendieron en este estado en la elección a gobernador.

La Unidad Técnica de Fiscalización del INE llegó a la conclusión de que existe en el gasto de campaña un rebase sobre el tope aprobado de por lo menos el 31% por parte de la coalición encabezada por el PRI y del 26% respecto a la coalición comandada por el PAN. Ante tal circunstancia, ambos candidatos deberán ser sancionados por haber sido omisos de manera deliberada, tanto en ocultar gastos al árbitro, como en rebasar los topes de campaña (dos sanciones distintas, ante dos supuestos legales)

Además, dicha conducta, en términos del mismo Artículo 41, fracción VI de la Constitución federal, debe ser considerada como suficiente para determinar por parte de un tribunal la posibilidad de anular la elección, puesto que dicho precepto afirma: “La ley establecerá el sistema de nulidades de las elecciones federales o locales por violaciones graves, dolosas y determinantes en los siguientes casos: a) Se exceda el gasto de campaña en un cinco por ciento del monto total autorizado. Por lo que, al haberse rebasado el tope de campaña en un porcentaje mayor al cinco por ciento respecto al monto legal, es ya suficiente causa para considerar la nulidad de la elección”.

Aunado a lo anterior, debemos considerar que el Artículo 41, de nueva cuenta, en su parte final advierte que se presumirá que las violaciones son determinantes cuando la diferencia entre la votación obtenida entre el primero y el segundo lugar sea menor al 5%, lo que en el caso de Coahuila se cumple plenamente.

Entonces, de aprobarse el día de hoy el dictamen propuesto por la Comisión de Fiscalización del INE, tendremos motivo suficiente para considerar que la elección en Coahuila fue ilegítima, por consecuencia de la ilegal conducta de dos de sus contendientes, los cuales, por cierto, no podrán participar en la elección extraordinaria. Lo cual me parece injusto.

Y desde luego que es injusto el que sólo se le prohiba a los candidatos volver a contender en consecuencia de haber rebasado los topes de campaña y ocultar información, ya que todos sabemos que dichas acciones no pudieron darse sin el consentimiento de los partidos políticos que los postularon.

Por lo que lo justo será que la elección extraordinaria se lleve a cabo sin estos candidatos, pero además sin la participación del PRI, del PAN y de todos sus aliados, por haber dado motivo a la necesidad de repetir la elección, tirando por la borda el enorme recurso económico y humano erogado por el Estado en su preparación.

Sólo así podremos decir que se ha castigado a todos los infractores. ¿Qué opina usted?
Imprimir
COMENTARIOS



top-add