×
Gabriel Martínez García
Gabriel Martínez García
ver +
Editor de la sección de Negocios de Periódico Zócalo Saltillo

" Comentar Imprimir
31 Julio 2017 04:00:00
Infraestructura vial, insuficiente
El excelente reportaje de nuestro compañero Rosalío González publicado ayer domingo en Zócalo, titulado Saltillo, la Vida en Cámara Lenta, pone sobre la mesa el grave problema que los saltillenses vivimos a diario.

La insuficiente infraestructura vial y el imparable crecimiento del parque vehicular que a diario circula por las avenidas, bulevares, puentes y deprimidos, ocasionan que miles de personas pasen cada vez más tiempo en sus automóviles para cumplir con sus diarios quehaceres.

El problema está desbordado porque las actuales administraciones, estatal y municipal, no tuvieron ni la visión ni los recursos (y hay que decirlo: tampoco mostraron una gran voluntad) para continuar las obras de infraestructura que requería nuestra ciudad y que exige el Plan Director de Desarrollo Urbano.

El puente sobre el arroyo Ceballos, que ha unido a Portal de Aragón y Fátima, y que de paso hizo públicos ambos fraccionamientos “privados”, y el paso a desnivel Sendero de Valdés Sánchez sobre Eulalio Gutiérrez, fueron las únicas obras que realizaron Estado y Municipio, y párenle de contar... no hubo más. 

Pero tampoco vemos exigencia de los organismos empresariales en ese sentido. Se requiere elevar la voz, ser más exigentes, más estrictos sobre todo con la aplicación del Impuesto Sobre Nóminas, mismo que fue creado para eso, para impulsar la construcción de las grandes obras de infraestructura que requiere la ciudad.

El crecimiento que no se detiene es el del parque vehicular, y es que antes para que una agencia o distribuidora te soltara un auto, tenías que dejar la escritura de una propiedad y estados de cuenta que tuvieran el doble o triple del valor del automóvil que estabas comprando a crédito.

Ahora a los jóvenes les basta con mostrar comprobantes de sueldo de tres meses, credencial del INE, CURP, RFC y comprobantes de domicilio, además de un cómodo enganche para que les entreguen un auto nuevo, y como trabajo hay mucho y empresas siguen llegando, esto es algo que no se va a detener.

Por lo anterior, es momento de exigirle a las autoridades que se pongan a trabajar en seguir construyendo la infraestructura vial que demanda el crecimiento, pero también en la ampliación de los bulevares y avenidas ya existentes.

Y por supuesto, pensar también en un gran proyecto que contemple un sistema de transporte urbano moderno, rápido y eficiente, y de paso sustentable, que motive a usarlo.

Es momento de soluciones grandes y trascendentes porque los problemas también son de ese tamaño. ¿Qué esperan?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2