×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
24 Febrero 2017 04:00:00
Izquierda coahuilense
A poco más de 4 meses de la celebración en nuestro estado del proceso electoral, donde habrán de renovarse el Gobierno estatal, los municipales y la conformación del Congreso local, la izquierda coahuilense deberá hacerse notar, si es que intenta convencer al electorado de que comparte sus aflicciones, las cuales ha dejado de abanderar y defender. 

La notable ausencia de una izquierda verdadera en nuestro estado es evidencia de que quienes anteriormente la representaban en Coahuila ahora han decidido desconocerla. Su naturaleza opositora y anticapitalista hace difícil abanderarle ante la voracidad de los gobiernos y ciudadanos que se doblegan ante la globalización. Los últimos gobiernos estatales han permitido deliberadamente que nuestro estado se convirtiera en un paraíso para las trasnacionales imperialistas, que si bien es cierto logran que el PIB se mantenga, en nada ayuda a los trabajadores locales, que siguen percibiendo muy bajos salarios, además de ser explotados laboralmente.

Quien piense lo contrario o se diga izquierdista, debe explicar, entonces, por qué nadie intentó siquiera atenuar el ataque histórico al magisterio, en donde se aplicaron evaluaciones punitivas en nuestro estado bajo la amenaza de ser reprendidos con la Gendarmería Nacional, tal como sucedió en el sur, esto para lograr la imposición de la reforma educativa, la cual jamás fue cuestionada por cualquier político coahuilense.

Poco le ha importado a la izquierda que actualmente en nuestro estado siga sin esclarecerse a conciencia lo relativo a las tragedias de Pasta de Conchos, Allende o Patrocinio, en San Pedro de las Colonias.

La desaparición de una postura de izquierda en temas como las empresas fantasma de los gobiernos estatales y municipales, las conductas incorrectas de los cuerpos policiacos locales, las altas tarifas de los servicios que presta el estado y las vejaciones económicas a los maestros, a los jubilados, a los derechohabientes del sector salud se hacen evidente a cada momento.

De seguir así la izquierda coahuilense, a los ciudadanos no nos quedará otra que intentar, sin mediar el voto, convertirnos en permanentes activistas en cualquier de los movimientos ciudadanos emprendidos por algunos coahuilenses en protesta al actual régimen político, sumergidos en la soledad en la que nos mantienen estos partidos de izquierda, que hasta la fecha han preferido callar.

Es preocupante pensar que el día de la elección no tengamos más opción que votar por los mismos políticos culpables del régimen neoliberalista actual, los cuales se han dado la habilidad de inmiscuirse en las filas de los diferentes partidos políticos y candidaturas independientes para ser elegidos y continuar promoviendo el régimen capitalista, sin tomar en cuenta las verdaderas prioridades del pueblo coahuilense. Difícil se vislumbra el éxito de la contienda electoral, ante la evidente incapacidad de los candidatos que hasta hoy conocemos, los cuales difícilmente podrán sacar al estado de la ignominia hacia el progreso y la reivindicación soberana y a los cuales pareciera que poco les importa que el futuro inmediato está de por medio.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6