×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
04 Diciembre 2017 04:00:00
Jefes más ricos, empleados estancados



Nuevamente el dedo en la llaga lo ha puesto Oxfam Intermón, la ONG altera los nervios de los ricos capitalistas que prefieren obviar aquello de la desigualdad social, la explotación laboral y la inequidad económica.

El mes pasado publicó un informe que no ha sentado nada bien entre los poderosos y selectos corporativos cotizantes en la Bolsa de Madrid (la mayoría con tentáculos en países como México) me refiero a “El papel de las empresas del IBEX-35 en la desigualdad”.

El documento ha caído como un balde agua fría en momentos en que hasta la propia Unión Europea (UE) viene constantemente llamando la atención al gobierno del presidente Mariano Rajoy acerca de la profundización de la brecha de desigualdad entre los españoles y de, todavía, las serias dificultades en cierta parte de la población para llegar a final de mes.

Hace tiempo concluyó la luna de miel de la bonanza de los españoles, un porcentaje, personas mayores de 55 años y jóvenes de entre 19 a 31 años de edad enfrentando avatares socioeconómicos.

Y no, no todos son desempleados ése es el nuevo drama en el caleidoscopio: contar con un empleo y una nómina, empero, no llegar con el dinero suficiente para cubrir todos los gastos y adeudos. Apenas medio subsistir.

En 1999, en el mercado laboral se hablaba con argucia y mucha crítica de los mil euros que como media se pagaba por un contrato de trabajo básico estamos hablando de operarios, cajeros en tiendas departamentales, auxiliares, secretarias pero igualmente hasta maestros.

En la actualidad, los mileuristas han sido desplazados por sueldos de 800 euros, en el mejor de los casos, porque abundan los contratos laborales temporales de despido barato con pagas netas de entre 550 a 600 euros.

Por eso cae tan mal que Oxfam Intermón señale en su estudio más reciente que “el sueldo de los jefes sube 50 veces más que el de los empleados” y que los directivos del Ibex-35 cobran nóminas que superan 207 veces el salario básico que se paga en sus empresas.

“La brecha de desigualdad va en aumento en nuestro país. Cada vez hay más personas en los niveles más bajos de ingresos al tiempo que se incrementa el número de personas ricas y la concentración de la riqueza. Entre 2008 y 2016, el número de personas millonarias en nuestro país subió 60%, mientras que en los últimos cuatro años se ha incrementado un 35% el número de personas que ganan menos de 6 mil euros anuales”.

Para la ONG, en la desigualdad juega un papel esencial la pérdida de peso de las rentas salariales en la economía española desde el inicio de la crisis; y además la recuperación real no llega todavía al bolsillo.

“Si en 2007 el salario medio de los mejor pagados era 7.32 el de los peor pagados, en 2016 esa proporción fue de 9.87. Todo ello con una brecha salarial de género del 80% por la que un hombre gana 1.25 veces más que una mujer”.


A COLACIÓN
Otro dato acuciante aportado por Oxfam Intermón revela que la contribución de las empresas a la fiscalidad permanece en niveles muy por debajo de los anteriores a la crisis.

Por ejemplo, el año pasado, el Impuesto de Sociedades (el ISR en México) recaudó menos de la mitad respecto de 2007 lo que para la ONG obedece a “la proliferación de ventajas fiscales a empresas y la amplia presencia en paraísos fiscales”.

En este renglón, en 2015 las empresas del Ibex-35 superaron el millar de filiales en paraísos fiscales y multiplicaron por cuatro las que tenían en 2009, Oxfam apunta que: “En el último año, hemos constatado que el número de filiales en estos territorios se ha reducido hasta las 996, lo que nos hace pensar que podemos estar ante un cambio de tendencia. A pesar de ello, la leve disminución de presencia en paraísos fiscales nos indica que aún queda mucho camino por recorrer, ya que a este ritmo, sólo después de 45 años podríamos llegar a las cero filiales en paraísos fiscales”.

Los informes de Oxfam Intermón son agrios y polémicos, el disgusto se lo llevan siempre los dueños de empresas y los más ricos que aducen que ellos sólo crean empleo y no son culpables de las desigualdades ni de las brechas. Es la eterna papa caliente.

Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales

@claudialunapale
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6