×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
30 Junio 2018 04:00:00
Jornada electoral 2018
No hay plazo que no se cumpla y estamos -al momento de redactar la presente colaboración- a escasas horas de que de principio la Jornada Electoral y de fin a todo un proceso que nos ha permitido conocer a los candidatos que habrán de gobernar o representarnos.

Fueron meses donde hubo de todo, desde las descalificaciones hasta las corruptelas -supuestas o reales- de cada candidato. Ninguno se ha salvado de que le saquen sus “trapitos al sol”.

Tuvimos la oportunidad de escuchar descalificaciones más que propuestas en los debates. También de escuchar, de conocer la agilidad mental de los candidatos, sus conocimientos de la problemática social, económica del país y a nivel mundial.

Porque queramos o no, es importante la preparación y conocimiento de lo que sucede tanto en el país como en otros lugares. No hay que olvidar que al estar globalizados nos enfrentamos diariamente con retos que hay que sortear y hacer frente. Por eso y mucho más, se requiere de alguien que nos represente con mucha dignidad y conocimientos.

Estamos conscientes que durante las campañas los “golpes bajos” son frecuentes entre los candidatos. La pelea es fuerte y si pudieran, se darían hasta con la cubeta.

Si lo vemos fríamente sin apasionamientos, nos daremos cuenta que ningún candidato está libre de señalamientos. Y no lo están porque en política es difícil que alguien esté totalmente limpio.

Las campañas han quedado atrás. Hoy es tiempo de hacer un análisis con conciencia. Hacernos preguntas sencillas como: ¿Qué país deseo? Después de lo que hemos podido asimilar en todo el tiempo que duró el Proceso Electoral ¿Quién merece la confianza? ¿Quién realmente está preparado para gobernar? Tomando en consideración que dirigir un país no es repartir dádivas, menos aún quitarle al que trabaja honradamente para darle al que estira la mano porque cree que todo lo merece.

No se necesita de mucha inteligencia para darnos cuenta de la realidad. Los candidatos es obvio que desean el poder. No es lo mismo que llegue alguien a gobernar por el voto del ciudadano que mantiene la esperanza en un México mejor, a que grupos radicales pretendan adueñarse de un país que les ha dado mucho más de lo que quizás merecen. Personas resentidas que esperan adueñarse de las instituciones a las que han menospreciado y que mucho le ha costado al pueblo mexicano construir.

La mayoría de los mexicanos deseamos paz y tranquilidad, por eso es absurdo que alguien lance la amenaza de que de no ganar su candidato saldrán tigres y diablos. ¿Acaso no se debe respetar el voto? “Porque el voto es libre y secreto”. ¿O no?

Las encuestas, lo sabemos, no son cien por ciento confiables. Son ejercicios con preguntas estructuradas en la mayoría de los casos, adecuadas para que la respuesta favorezca a determinado candidato. No pocas veces el encuestado, no responde con la verdad.

Conozco casos donde ciudadanos han recibido llamadas telefónicas y han respondido con un sí a la pregunta formulada; después se ríen y simplemente dicen: “Los engañé”: “Que les importa por quién voy a votar”. Tienen razón. Sufragar es un derecho, un deber ciudadano, no una concesión de ningún partido político, menos de encuestadores. Mucho se ha luchado para tener instituciones confiables. No derrumbemos esa oportunidad que tenemos de elegir libremente a nuestros gobernantes. Es parte de la democracia que se ha construido.

Que falta mucho por hacer; eso sin duda. La democracia se construye día a día. En esta ocasión, nos toca a todos los ciudadanos, salir a sufragar sin presiones, con entera convicción de lo que queremos, de lo que anhelamos, pero ante todo, de lo que estamos dispuestos a aportar cada uno de nosotros.

México es nuestro, trabajemos para que lo siga siendo. No veamos solo lo negativo sino lo que hemos todos, construido. Seamos honestos y tomemos la parte de responsabilidad que nos corresponde. Seguramente algo dejamos de hacer para que nuestro México haya padecido tantas crisis, incluyendo la de credibilidad.

Dejemos atrás el conformismo, la apatía y la comodidad y salgamos a cumplir con nuestro deber. Pensemos, reflexionemos y acudamos a las urnas a elegir a quienes habrán de gobernar y guiar al país hacia adelante. Nuestro voto debe ser razonado, emitido con responsabilidad, no guiados por el rencor o el miedo.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2