×
Ricardo Raphael
Ricardo Raphael
ver +
Licenciado en Derecho por la UNAM. Maestro en Ciencias Políticas por el Instituto de Estudios Políticos de París, Francia. Maestría en Administración Pública por la Escuela Nacional de Administración (ENA) de la República Francesa. Estudios Doctorales en Economía Política y Políticas Comparadas por la Escuela para Graduados de Claremont, California, EU. Secretario General de Democracia Social, Partido Político Nacional. Representante ante el Consejo General del IFE del partido México Posible. Coordinador de la Comisión Ciudadana de Estudios para Eliminar y Prevenir la Discriminación. Actualmente es profesor afiliado a la División de Administración Pública del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Conductor del Espiral, programa de análisis político dominical del Canal 11. Analista Político cotidiano del Noticiero Enfoque de Núcleo Radio Mil. Analista semanal del noticiero nocturno de Proyecto 40. Co-conductor del programa Claves, también de Proyecto 40. Integrante de la mesa editorial de la Revista Nexos. Miembro del Consejo Consultivo de Conapo. Cuenta con diversas publicaciones en temas relativos a: La transición democrática. La función pública. El sistema de partidos. Los derechos. La ciudadanía.

" Comentar Imprimir
02 Marzo 2017 04:00:00
¿José Narro para presidente?
Andrés Manuel López Obrador va como delantero en las preferencias electorales hacia el 2018. Cada medición que se levanta mejora su posición. Pero es temprano para que sus adversarios se resignen. Saben que en política nadie está definitivamente arriba ni irremediablemente derrotado.

Ricardo Anaya ya dejó atrás los ataques que sufrió por enviar a sus hijos a estudiar al extranjero. Con habilidad digna de reconocimiento logró una entrevista con la canciller alemana, Angela Merkel, justo cuando arrecian las críticas al Gobierno mexicano por estar tan concentrado en la relación con los Estados Unidos. Sabe que en estos tiempos difíciles ser presidenciable pasa por mostrar capacidades de jefe de Estado.

Del lado del PRD, Silvano Aureoles se auto-destapó como aspirante a la grande porque Miguel Ángel Mancera no logra concitar entusiasmo entre la mayoría de las corrientes amarillas. El actual gobernador de Michoacán no habría dado este paso sin el permiso de “Los Chuchos”. Ese mensaje no pudo pasarle desapercibido al jefe de Gobierno de la capital que, en las últimas encuestas, no consigue ni el 10% de las preferencias.

Como tercera fuerza va el PRI, con Miguel Ángel Osorio Chong encabezando la lista de aspirantes tricolores. El problema para el partido en el Gobierno radica en que esa fórmula de candidato y partido, si las elecciones fueran hoy, difícilmente alcanzaría el 15% de la votación.

Mirando estos resultados leen con razón el riesgo de llegar al segundo semestre de este año sólo con la carta del secretario de Gobernación. Por eso han estado buscando otras opciones que sirvan para abrir la baraja. El problema es que no quedan tantas.

A menos que un milagro ocurra con la economía, José Antonio Meade está fuera. De su lado, el canciller Luis Videgaray tampoco tiene futuro. Menos aún Aurelio Nuño a quien la reforma educativa no le alcanzó para descollar.

Es en este escenario que el oído del presidente Enrique Peña Nieto ha comenzado a escuchar en voz cada vez más alta el nombre de José Narro Robles, secretario de Salud, como posible competidor para el 2018.

Cuatro son los argumentos más frecuentes entre sus porristas.

Primero, si bien es un consejero querido y respetado en la casa presidencial, no se le identifica como parte del círculo inmediato de Enrique Peña Nieto.

Segundo, su gestión como rector en la UNAM dio pruebas de la proximidad que puede tener con los más jóvenes.

Tercero, es, sin embargo, un personaje que, cuando está presente, produce la sensación de que hay un político adulto en casa. Su participación en la contienda elevaría el nivel del debate.

Y cuarto, el exrector es el único que haría dudar a los votantes de Andrés Manuel López Obrador y también podría resultar atractivo para los electores afines del Partido Acción Nacional (con Anaya o con Zavala).

Si el presidente Peña Nieto opta por considerar con seriedad estos argumentos, la contienda del próximo año podría ser muy distinta a la que hasta ahora se perfila.

ZOOM: Considerando al conjunto de presidenciables, hay que decir que la caballada para la próxima elección no está flaca.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add