×
Alma Carolina Viggiano
Alma Carolina Viggiano
ver +
La legisladora es originaria de Tepehuacan de Guerrero, Hidalgo, es abogada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tiene especialidades en las materias civil, procesal civil y mercantil en la Ciudad de México, así como diversos diplomados en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y en el Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE). Ha sido secretaria general del PRI en Hidalgo y coordinadora estatal de campaña de Miguel Ángel Osorio. Anteriormente ha sido diputada local por el Distrito XV y diputada federal por el 01. Fue la primera mujer en prsidir el Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo; fue integrante fundadora del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial. Fue coordinadora estatal de la Comisión Interinstitucional para el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo; secretaria de Planeación y Desarrollo Regional y secretaria de Desarrollo Social en la misma entidad. Escribir a: [email protected]

" Comentar Imprimir
23 Mayo 2016 04:09:53
Juegos que matan
En los últimos años, las redes sociales han potencializado la comunicación entre las personas a través del internet.

A diferencia de hace algunas décadas, actualmente estamos más comunicados y tenemos oportunidad de establecer vínculos con personas que en otro contexto no hubiéramos conocido.

No obstante, también ha propiciado que entre los adolescentes y los jóvenes se promuevan prácticas peligrosas que parecen divertidas y que se divulgan como si fueran “retos”.

Los retos por sí solos no constituyen un peligro. Incluso la mayoría de nosotros en algún momento de nuestra vida participamos en alguno y lo asumimos como un juego o como un impulso para nuestras vidas en el entorno familiar, laboral o social.

Sin embargo, me refiero a los retos que se llegan a promover en internet y que han generado malestar o bien han tenido consecuencias negativas para quienes los han llevado a cabo.

Algunos de estos retos consisten en desaparecer durante 72 horas sin dejar rastro de su paradero para después aparecer sin proporcionar información sobre dónde estuvieron o qué hicieron en ese tiempo; otro consiste en demostrar que se es tan delgado que con su propia mano pueden rodear su cintura hasta tocar su propio ombligo; algunos otros plantean amordazar a una persona con cinta adhesiva para que se libere por sus propios medios en el menor tiempo posible o descender de un vehículo en movimiento para patinar por las autopistas entre el tráfico vehicular; todo con el propósito de ser grabados para posteriormente mostrar el video en las redes sociales.

El acceso a internet ha cambiado al mundo entero y ha resultado ser muy útil para casi todos los ámbitos de nuestra vida, sobre todo en relación al acceso a la educación y la información. Sin embargo, no toda la información que circula tiene un impacto positivo.

Por tal motivo, es necesario ejercer cierto control y supervisar el uso que los menores de edad dan a estas herramientas para evitar que incurran en prácticas que pongan en riesgo su integridad y hasta su vida.

Existen muchos padres de familia que tienen dificultades para entender cómo funciona la tecnología y prefieren que sean sus hijos quienes decidan libremente lo que quieren conocer a través de internet.

No obstante, es necesario que los padres se involucren más, aun cuando esta tarea les sea difícil.

De igual manera, las autoridades tienen la posibilidad de emprender acciones para proteger los derechos de niños, niñas y adolescentes y así contribuir a que estos sean los principales responsables de lo que conocen y quieren aprender, es decir, acciones que promuevan a hacer conciencia sobre los riesgos que implican tomar ciertas decisiones, especialmente considerando que México vive un contexto de violencia que incrementa los peligros de algunos de estos retos que se difunden en internet.

Promover el respeto de los derechos humanos implica reconocer que los adolescentes son dueños de su voluntad y que como padres y autoridades tenemos la obligación de asistirlos y no de imponerles ciertas conductas.

Por lo tanto, el principal reto de los adolescentes consiste en tomar decisiones responsables.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add