×
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
14 Abril 2018 04:00:00
Karma a la Amazon Prime
Quizá conozca Amazon Prime, una excelente membresía del gigante de Seattle: por un pago anual (499 pesos en México y 99 dólares en EU) se accede a series, películas, música, juegos, libros, etc. Ah, y a envíos ilimitados gratis a tu casa en dos días en cientos de miles de productos.

Me voy a enfocar en esto último: lo que compras te llega gratis, súper rápido y a tu puerta.

¿Sabe qué? Estamos viviendo en la era Amazon Prime: la época de la gratificación instantánea en los negocios y en la vida, donde todo lo queremos rapidito, peladito y en la boca. Claro que esto también pasa en la política y sobre todo en las campañas.

La combinación de las redes sociales y la hipercomunicación generan un coctel donde los electores “compran” soluciones mágicas e inmediatas a problemas añejos y complejos.

En parte por esto es que candidatos populistas de todos los colores (ejemplos: Trump y el rayito) ganan (o hasta arrasan) en las elecciones. Le prometen a los votantes soluciones a la “Amazon Prime”.

El problema viene cuando hay que entregar la mercancía. Ahí la magia prometida se estrella estrepitosamente con la terca realidad.

Y luego llega el famoso karma: el amor de las masas se pierde en un tris y es sustituido por un odio jarocho, porque la instantaneidad aplica en ambos sentidos: al subir y al bajar. Y para muestra un botón vaquero.

Jaime Rodríguez, “El Bronco”, fue un verdadero rockstar de la política nuevoleonesa (y nacional). Su magistral campaña aprovechó el hartazgo con los pésimos gobiernos de Rodrigo Medina y Nati González para arrasar en las elecciones de 2015.

Obtuvo casi 49% de los votos y ganó con un margen enorme: ¡superó con 3 puntos porcentuales a la suma del PAN y el PRI!

¿Y luego? Sus promesas de cambio quedaron en eso: rollo barato. Los resultados de su Gobierno han sido magros y ha demostrado con creces que es un tipo ocurrente, narcisista, peleonero e intolerante.

Este vaquero con alma priista tiró a la basura en menos de 3 años su enorme bono democrático. Hombre, hasta tuvo que hacer trampa inclusive en Nuevo León para obtener simples firmas (que no comprometen al voto) para su fracasada candidatura presidencial.

Jaime ahora experimenta en carne propia el hartazgo que tumbó a Medina: una encuesta reciente de El Norte, de Grupo Reforma, revela que 74% de la población prefiere que ya no regrese a gobernar Nuevo León.

Ese es el reto de la era Amazon Prime: si no cumples, el cliente te manda a volar en un tris. Al coloso de Seattle le funciona porque su ejecución es impecable. Sí entrega gratis en tu casa y en 2 días.

Candidatos, mucho cuidado con lo que prometen hoy porque el electorado va a exigir que la entrega sea gratuita y rapidita:

* ¿Acabarán con la inseguridad? Quiero verlo, está en chino cuando regiones enteras son gobernadas por criminales.

* ¿El ejemplo basta contra la corrupción? ¡Ja! A ver qué hacen con tanto monopolio, trámite y discrecionalidad, que en gran parte provocan la metástasis de este cáncer.

* ¿Ingreso universal para todos? Hombre, un cálculo de kínder deja claro que la plata no alcanza.

* ¿La solución en energéticos es la rectoría del estado? Madre mía, ¿y qué harán con la gran obesidad, ineficiencia y absoluta falta de recursos financieros y tecnológicos de Pemex y la CFE?

* ¿Habrá un estado de derecho justo y ciego? Pues ojalá expliquen cómo subsanarán la ineptitud y corrupción de las policías, fiscales y jueces.

* ¿Ahorrarán mucho en el gasto público? ¡Bah! El país está ahogado entre deuda, pensiones y la enorme gordura y prestaciones de una burocracia que no cede un ápice.

Y no le sigo, porque, como dice Catón, ¡ya me estoy encaboronando!

La conclusión es inescapable: la transformación de una organización (y no se diga un país) es un proceso doloroso, paulatino (décadas) y de avance gradual. No hay atajos ni soluciones mágicas.

Es sólo cuestión de tiempo para que el populista que arrase hoy sea electrocutado mañana por el karma de un electorado que espera que, como Amazon, le entreguen la mercancía rápido y gratis.

Ojalá que ya sabes quién tomara nota, y de una vez todos(as), ¿no?

EN POCAS PALABRAS

“Las ideas son baratas, comunes y están sobrevaluadas. Todo mundo las tiene. Lo único que importa es la ejecución”, Casey Neistat, empresario estadunidense.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2