×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
06 Agosto 2017 04:00:00
La antiinstitucionalidad del Gobernador



Recientemente el Gobernador Rubén Moreira junto a Miguel Riquelme, llevaron a cabo la entrega – recepción del gobierno saliente al que aun con duda al gobierno de Miguel Riquelme. Fue un proceso protocolar anticonstitucional. El gobernador violó las leyes ya que existe una impugnación de por medio ante el TRIFE. No se debió haber llevado a cabo el proceso de entrega- recepción, ya que con esta acción demuestra la falta de cordura, civilidad política y el nulo respeto a las leyes electorales.

Y más aún cuando el órgano fiscalizador de las elecciones el INE en su junta de consejo pasado afirmó que el candidato del PRI Miguel Riquelme había excedido los topes de campaña con más del 5%, hecho en el cual procede jurídicamente para la anular la elección.

Este hecho retrocede a la democratización de México, en donde a lo largo a los años se ha ido institucionalizando el país, desde las épocas del caudillismo hasta las épocas contemporáneas donde existen vías alternas a través de instancias legales para llevar a cabo una resolución jurídica y apegada a derecho.

Queriendo imponerse mediante el poder que aún conserva, y que es evidente que quiere conservarlo a través de Miguel Riquelme, no escatimó en ejercer un poder dictatorial y en querer demostrar el subordinamiento de las instituciones electorales creando con ello confusión ante los coahuilenses.

Muchos pensaran que esto ya está definido y que el laudo es favorable hacia Miguel Riquelme, con este entrega insisto anti-constitucional por parte del gobernador Rubén Moreira.

Este hecho no es un acto de inteligencia, donde muy probablemente no tomaron en cuenta la opinión de los asesores, prevaleció la imposición y la personalidad del gobernador Moreira para crear confusión ante la sociedad coahuilense, es un acto maquiavélico por parte del gobernador, donde en repetidas ocasiones ha manifestado que el solamente le entregará el poder a Miguel Riquelme.

A Miguel Riquelme en el acto se le vio un tanto intranquilo, en donde se le vio mucho moviendo las manos y agarrando los micrófonos del pódium constantemente, síntomas que reflejan nerviosismo ante el hecho.

El frente digno de Coahuila se manifestó ante este hecho, diciendo que no tiene validez jurídica, al igual que el presidente del pan a nivel nacional Ricardo Anaya.

Toda administración saliente- entrante llevan un protocolo en tiempo y forma, no hay por qué adelantarse o retrasarse en su defecto, muy probablemente si no hubiera una impugnación de por medio, una presión social, o abanicos abiertos por parte del INE, si lo hubieran llevado en tiempo y forma sin la necesidad de dar madruguete.

Esto más que seguridad por parte del gobierno del haber ganado la elección, denota una inseguridad por parte de los mismos con las acciones que están emprendiendo.

El TRIFE ya dijo que en menos de un mes resuelve el caso Coahuila, que esta Institución al ser la mas alta esfera electoral demuestra una imparcialidad en sus resoluciones siempre apegándose a los lineamientos jurídicos que de la constitución emanen.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6