×
Francisco Aguirre Perales
Francisco Aguirre Perales
ver +

" Comentar Imprimir
29 Enero 2018 04:00:00
La Auditoría Superior y las alcaldías
El nicho preferido por la Auditoría Superior del Estado, al menos hasta ahora, es el que pertenece al segmento de los alcaldes y sus municipios.

Diga si no: ¿Con qué criterio estos entes municipales son auditados en donde por lo general les detectan cantidades sin sustento, tipificándolos como desvíos de recursos públicos, por lo que ameritan cárcel? ¿Es por consigna? ¿Es por el partido político que lo gobierna?

Por supuesto que la medida de revisar cuentas es un ejercicio saludable, sin embargo, a veces un sexto sentido nos dice que contienen tintes políticos, pues no sólo las realizan por el hecho de cumplir con la obligación de ejecutar un trabajo profesional que justifique la existencia de esa dependencia.

El abanico de posibilidades revisables es muy amplio. ¿Por qué la instancia fiscalizadora no voltea los ojos para otras partes, como por ejemplo, otras alcaldías donde se manejan presupuestos mucho más altos que el de las ciudades revisadas, de igual forma las dependencias que conforman los gabinetes legal y ampliado del Gobierno del Estado, o los organismos públicos descentralizados?

El Estado se encuentra copado para realizar obra pública, en virtud de que puntualmente se tienen que estar abonando millones de pesos como pago por la multimillonaria deuda que se tiene, sin que hasta ahora sepamos en qué se empleó ese dinero, y sobre todo, después de años, en quién o en quienes recae la responsabilidad de haber hecho uso de ese capital y que de seguro disfrutan de la vida sin apuros, mientras aquí en Coahuila seguimos en aprietos.

Si la Auditoría Superior del Estado descubre a los alcaldes que han sustraído dinero público para su provecho, ¿no puede dejar ver a los autores que nos endeudaron?

Uno de los elementos que inciden para la ejecución de auditorías es el factor sorpresa, nada más que en estos casos no ha sido así, pues ya se sabe que las alcaldías son el blanco de toda sospecha, mientras que las oficinas gubernamentales, incluyendo otras instancias como la judicial y el legislativo, las ven como entidades inmaculadas, como si fueran doncellas.

Se lo digo EN SERIO.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2