×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
26 Marzo 2017 04:15:00
La autoestima
(Segunda parte)

Queridos amigos: ¿que tal les cayeron estos días de descanso, para muchos, en este puente? Espero que muy lindo, deseando como cada domingo Dios los lleve de su mano siempre.

El domingo pasado les compartía el tema de LA AUTOESTIMA Y SU IMPORTANCIA, nos quedamos en el QUINTO PASO, para quienes no me leyeron el domingo pasado pueden hacerlo en zócalo.com.mx, en columnistas buscan mi nombre, están por orden alfabético, para que puedan seguir estos pasos para mejorar su autoimagen y estima.

PASO CINCO: liberarse de los pensamientos negativos sobre uno mismo, todos escuchamos por mucho tiempo, o algún tiempo frases, mensajes que resuenan en nuestra mente. Las citas paternas, según el análisis transaccional, es lo más probable que vengan originalmente de nuestros padres, maestros, sacerdotes,y adultos importantes en nuestra vida. “ejemplos: “ten cuidado y no dejes que el éxito se te suba a la cabeza”,“recuerda que es pecado ser engreído y egoísta”, “te crees muy listo ¿verdad?”. Estos mensajes pueden ser destructivos e impedir que uno mejore la autoimagen. Es mejor repetir nuestras propias frases de aceptación, amor, nuestras propias citas en voz alta, ¡escríbelas! Hay que deshacerse, liberarse de lo que nos impide sentirnos bien con nosotros mismos.

Recuerden, pueden asistir a terapia. Deshacerse de toda la basura emocional del pasado. Permítanse exteriorizar, ventilar, expresar y verbalizar esos antiguos mensajes de no estar bien. Aléjenlos del camino para ir hacia un mejoramiento de la idea de sí mismos.

PASO SEIS: para algunos resultara infantil, sin embargo es sencillo, poner en todos los lugares visibles, como en el espejo de su baño, en la cabecera de la cama, en el tablero del carro, las libretas, en el refrigerador, en la pantalla de la computadora, recaditos, frases bonitas de reafirmación y cumplidos, en el celular una alarma con ese mensaje bello a sí mismos (qué bonita soy o qué guapo soy, qué bonita sonrisa tengo, soy muy responsable, me amo, me perdono, soy alegre, genial, trabajadora, entusiasta, tengo ojos bellos, cabello lindo), aun si no lo sientes, leerlo a diario y varias veces ira reforzando día a día los talentos y virtudes, todos tenemos muchas cosas positivas, ¡hay que empezar ya!

PASO SIETE: aceptar los comentarios positivos de los demás, pues tendemos mucho a no aceptarlo, por ejemplo: alguien nos dice “qué linda te ves hoy de amarillo”, y contestamos “ay no, cómo crees”. “Tus ojos irradian alegría”, “ay, no será que me brillan por que me cala el sol”, siempre desvalorar el buen comentario. Volver a aprender y aceptar los elogios.

PASO OCHO: empezar a cambiar conductas, como levantarse temprano todos los días a caminar, dejar de ver televisión y leer algo de interés que aporte algo a su vida. Terminar aquello que dejó a medias. Ayudar a alguna persona. Estudiar. Hasta que se sienta satisfecho por ese logro de cambio de conducta, inclusive si algo físico no te agrada, ver si lo puedes cambiar, como unos kilitos de más, con dieta y ejercicio se puede corregir, pide ayuda a tu terapeuta si necesitas apoyo.

PASO NUEVE: de los más nobles y lindos, dar y recibir abrazos. Se tiene miedo al contacto, demostrar el cariño y afecto para una persona, pues muchos lo malinterpretan relacionándolo con temas sexuales. Un abrazo cálido, con afecto y cariño, refuerza más que las palabras. Un abrazo es medicinal, mejora y cura nuestra idea de sí mismos y tenemos la oportunidad también de dar cariño y afecto al mismo tiempo. Pedir un abrazo u ofrecerlo es perder el miedo, y reforzar la autoestima al sentirse queridos, valorados. Superar ese miedo y abrazar, dicen que hay que dar y recibir mínimo ocho abrazos al día. Yo lo he comprobado, me encanta abrazar y que me abracen, anímense es de lo más bello y curativo.

PASO DIEZ: tener una comunicación con amigos y amigas, retroalimentarse positivamente. Salir a divertirse, hacerse acompañar, salir.

PASO ONCE: asistir a terapia para hablar sobre sus miedos, fobias, creencias, traumas de la infancia, que ciertamente afectan en demasía a gran población, en fin.

Aceptar ayuda profesional, la orientación de un profesional para ayudar en el avance de la autoestima con tareas y técnicas para ello y comprender desde la raíz la problemática y sanar.

Les aseguro apreciados amigos lectores, que si usted sigue estos pasos día a día, habrá dado un paso muy significativo para su autoimagen y con su terapia logrará un gran cambio. Está en quererlo hacer realmente, sabedores que tenemos virtudes y áreas de oportunidad (no defectos).

“Todos somos uno en Dios, no podemos más que ser bellos en toda nuestro ser”.

¡Hasta la próxima, reciban un abrazo fraternal y bendiciones! Su amiga Verónica.

Consultas
Previa cita
(844) 227 7066
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2