×
Ricardo Alemán
Ricardo Alemán
ver +
 aleman2@prodigy.net.mx

" Comentar Imprimir
14 Marzo 2017 04:00:00
¡La candidatura de Mancera vale oro!
Hoy, en los previos al controvertido 2018, el nombre del juego parece ser “todos unidos contra Mancera”. Es decir, asistimos a la versión moderna del “Tucom”, que en 2006 destruyó a Roberto Madrazo.

La diferencia es que rumbo a 2018, los misiles lanzados contra el Jefe de Gobierno de la CDMX no vienen sólo del PRI, tampoco de Morena o del PAN. No, la “madriza” contra Mancera viene de todos; PRI, PAN, Morena y hasta uno que otro del PRD.

Y es que, a querer o no, resulta clave el papel de Miguel Mancera en la sucesión presidencial de 2018. ¿Y por qué el papel del jefe de Gobierno podría ser clave, si todos participan en el linchamiento de Mancera?

Por eso mismo, porque si consigue una candidatura presidencial por el PRD o por la vía independiente, Mancera podría inclinar la balanza a favor del futuro presidente de los mexicanos.

Y si lo dudan, van algunas de las razones, que están a la vista de todos.

1.- Resulta inusual, si no es que digno de una potente esquizofrenia política, que un precandidato presidencial que muchos dicen que está muerto, sea el precandidato más perseguido, más golpeado y denostado. ¿Por qué la violencia desatada contra Mancera si supuestamente está muerto?

2.- Lo cierto es que son muchos los que quieren a Mancera fuera de la contienda, no porque crean que puede ganar la elección presidencial, sino porque luego de una alianza política, podría inclinar la balanza a favor de cualquiera de los tres punteros.

3.- Y es que la popularidad de Mancera en el resto del país –fuera de la CDMX, en donde se han echado a caminar groseras campañas de descrédito–, lo pueden llevar a conseguir por lo menos 10% de los votos a nivel nacional.

4.- De esa manera, la potencial candidatura del aún Jefe de Gobierno de la capital, sería no sólo clave, sino determinante en una elección prevista como de alto riesgo por lo cerrado de la contienda entre los nuevos “tres grandes”: PRI, PAN y Morena.

5.- Según todos los pronósticos la disputa se podría polarizar entre los candidatos de Morena, del PAN y del PRI, en ese orden y cualquiera que sea el nombre del aspirante de azules y tricolores.

6.- Frente a esa pelea de tres tercios en la punta, la cuarta posición –con una votación prevista entre 8 y 10% que fácilmente podría conseguir el Jefe de Gobierno de la CDMX–, determinaría la desventaja para cualquiera de los tres punteros.

7.- Esa posición estratégica y privilegiada convertiría a Miguel Mancera en algo más que el “fiel de la balanza”, lo convertiría en el “candidato deseo”, aquel al que todos quisieran conquistar para conseguir la transferencia de un nada despreciable porcentaje de votos.

8.- Al mismo tiempo, el valor político de Mancera se elevaría a las nubes y podría condicionar su cuarto lugar en una posición aún más ventajosa que la de un segundo o tercer lugar.

9.- Por eso –porque su candidatura vale oro–, hoy muchos quieren destruir las aspiraciones de Miguel Mancera quien –sin embargo– puede surgir como el gran salvador del PRD, en tiempos en que el partido amarillo se ha convertido en la más fea expresión de la violencia intrafamiliar.

10.- Y es que Mancera no está muerto. Y en política nadie está muerto hasta que ha muerto; sea un político, un partido, un grupo de poder o un centro de influencia. La vida política trasciende la vulgaridad de las tentaciones terrenales, siempre y cuando se respeten los tiempos políticos.

Sólo falta saber si el Jefe del Gobierno capitalino será capaz de resistir los embates del Todos Unidos Contra Mancera (Tucom), que lo mismo prendió una pira para convertir en cenizas la Constitución de la CDMX, que bloquear las fotomultas y trató de ridiculizar el ambicioso programa de internet en todo el sistema de transporte colectivo…

Hoy todo lo que haga Miguel Mancera será combatido con toda la ferocidad de la que son capaces la desesperada Morena de AMLO, el nervioso PAN de Ricardo Anaya, el titubeante PRI de Ochoa Reza y por los malquerientes de Mancera en el propio PRD.

Y es que se debe insistir: la candidatura de Mancera es de oro. Por eso son muchos los que la quieren destruir.

Al tiempo.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add