×
Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
06 Noviembre 2016 04:05:00
La carta de Silvia
Silvia Stephanie Sánchez Viesca Ortiz, Fanny, cumplió este sábado 12 años de ausencia. El 5 de noviembre de 2014 desapareció de Torreón cuando regresaba a casa después de entrenar basquetbol en la preparatoria donde estudiaba. Su familia la recuerda con la esperanza de encontrarla pronto con vida.

Su madre, la profesora de secundaria Silvia Ortiz Solís, es activista de los derechos de los desaparecidos y encabeza el colectivo Víctimas por sus derechos en acción, Grupo Vida, que reúne a familiares de ausentes que cada fin de semana salen a campo para buscarlos. Ha ido a todas. Dejó su patrimonio familiar en viajes y recorridos por distintos rincones del país donde voces bienintencionadas y no, le advierten sobre la posibilidad de que se encuentre su hija.

Las autoridades tampoco saben mucho sobre el paradero de Fanny. La investigación está abierta y desde el 15 de marzo de 2013, la Procuraduría General de la República ofrece un millón y medio de pesos a quien aporte información que ayude a encontrarla.

Fanny tenía 16 años de edad y era la menor de dos hermanos. Este sábado, luego de buscar restos humanos e indicios de personas desaparecidas en un campo agrícola de San Pedro de las Colonias, en la Región Laguna de Coahuila, su madre la recordó con el compromiso de seguir hasta encontrarla.

En una carta que difundió a través del grupo de mensajería instantánea donde cada semana informa los resultados de la búsqueda de personas desaparecidas en Torreón, San Pedro y otros municipios de la Comarca Lagunera, Silvia Ortiz recordó las noches en que Fanny jugaba con su padre, mientras ella preparaba la cena. El mensaje se publica íntegro a manera de homenaje para quienes siguen en la búsqueda de sus desaparecidos.

* * *

“El día de hoy hace 12 años a las 8:30 de la noche fue la última vez que vieron a mi pequeña; ya hace 12 años que no se de ella, que no está quien me acompañaba cada día viendo tele y platicando, que me decía mamá: no quiero crecer, quiero ser pediatra porque los bebés no pueden decir lo que sienten.

“Mamá, te amo. Ahora extraño cada instante sin ella, tan miedosa y siempre encerrada en su cuarto escuchando música de Brithney Spears, dibujando y cantando.

“Extraño cada detalle el Día de las Madres y mi cumpleaños, extraño cada vez que rechazaba una flor o una caja de chocolates pues decía: no mamá, si lo recibo es darle entrada. La extraño tanto como respirar tranquilamente el aire. Necesito encontrarla, saber de ella y tener en casa esa silla vacía con su presencia. Seguiré hoy y cada día buscándote pues te necesitamos todos en casa. Te amo, hija”.

-¿Qué le dirá cuando la encuentre? -le preguntó quien esto escribe a la maestra de secundaria.

“No lo sé”, respondió luego de un largo silencio.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2