×
Alma Carolina Viggiano
Alma Carolina Viggiano
ver +
La legisladora es originaria de Tepehuacan de Guerrero, Hidalgo, es abogada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tiene especialidades en las materias civil, procesal civil y mercantil en la Ciudad de México, así como diversos diplomados en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y en el Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE). Ha sido secretaria general del PRI en Hidalgo y coordinadora estatal de campaña de Miguel Ángel Osorio. Anteriormente ha sido diputada local por el Distrito XV y diputada federal por el 01. Fue la primera mujer en prsidir el Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo; fue integrante fundadora del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial. Fue coordinadora estatal de la Comisión Interinstitucional para el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo; secretaria de Planeación y Desarrollo Regional y secretaria de Desarrollo Social en la misma entidad. Escribir a: [email protected]

" Comentar Imprimir
21 Marzo 2016 04:10:05
La contaminación no conoce fronteras
“Vivimos en la tierra como si tuviéramos otra a la que ir”. Terry Swearingen

Durante cuatro días, la Ciudad de México y por lo menos 18 municipios del Estado de México fueron afectados por los altos niveles de concentración de partículas contaminantes suspendidas en el ambiente, que ponen en riesgo la salud de la población en general y, principalmente, de adultos mayores, de niños y niñas, y de personas con enfermedades respiratorias o cardiovasculares.

Este problema, tiene su origen en varios factores. No obstante, quiero hacer hincapié en la necesidad de abordarlo desde la óptica de la gobernanza de las metrópolis porque ello nos permite identificar a los actores institucionales, políticos, económicos y sociales que intervienen en asuntos que tienen que ver con la gestión del transporte, la seguridad y salud pública, ordenamiento territorial y coordinación entre el ámbito municipal, estatal, regional y metropolitano, así como el federal.

Sólo para poner un ejemplo de la complejidad que implica abordar problemas metropolitanos, quiero comentar que en el caso de la zona metropolitana del Valle de México están involucrados por lo menos tres gobernadores que integran el Consejo de Desarrollo Metropolitano, 60 municipios y 16 delegaciones, y si tomamos en cuenta la bandera política de cada uno de los presidentes municipales, tenemos una complejidad de ideologías que es necesario alinear sobre objetivos comunes.

Si a ello agregamos los sectores sociales y familias que viven, laboran, estudian y desarrollan su vida en este territorio, existe una interdependencia que va más allá de lo económico.

Este análisis de gobernanza –interacción de los distintos actores– plantea tomar en cuenta la realidad urbana que viven hoy nuestras ciudades, pues el crecimiento urbano ha hecho necesario que los nuevos centros habitacionales o fraccionamientos se desarrollen en la periferia de la Ciudad de México, por este motivo, miles de personas día con día se trasladan dentro de la Zona Metropolitana en sus vehículos.

De acuerdo con un estudio realizado por el Centro Mario Molina, en solamente 22 años – 1990 a 2012– los vehículos en la Zona Metropolitana del Valle de México pasaron de menos de 3 millones a más de 5 millones. Por sí solos, los vehículos son contaminantes, sin embargo, integrantes del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Nacional Autónoma de México, descubrieron que son los topes viales los que tienen efectos significativos en el gasto energético y emisiones de gases contaminantes en el medio ambiente, ya que los automotores al detenerse en el tope, producen un gran número de emisiones particuladas dañinas para la salud.

Lo anterior pone en evidencia la necesidad de que las autoridades federales, estatales y municipales, se coordinen a través de sus organismos metropolitanos para planear y regular de manera conjunta y coordinada el fenómeno de conurbación desde la óptica de la gobernanza.

Eso sucede en gran medida porque no existe una norma que regule esa situación. Parece increíble pero es cierto, aunque México cuenta con 59 zonas metropolitanas, no existe un criterio en la Constitución que reconozca este fenómeno, tampoco en las leyes secundarias; por ello, desde la Cámara de Diputados hemos iniciado un trabajo coordinado con el Senado y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano para formular una nueva Ley de los Asentamientos Humanos y Ordenamiento Territorial que espero aprobemos muy pronto.

Como una medida emergente, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, instruyó a su secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales a que convoque a la Comisión Ambiental de la Megalópolis para definir medidas estrictas ante la contingencia ambiental registrada y asegurar la salud de la población.
Veo un gran acierto en esa decisión, y más aún que el Presidente a iniciar un proceso de coordinación y trabajo conjunto para que, en un plazo máximo de 60 días, se haga un planteamiento integral para hacer frente a problemas futuros y así proteger la salud de más de 20 millones de personas y darle viabilidad a la solución de problemas comunes desde la construcción de acuerdos con los distintos actores porque la contaminación y los problemas metropolitanos no conocen fronteras.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add