×
Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
27 Noviembre 2016 04:09:00
La deuda, a escrutinio
Como hace seis años en la elección de gobernador, el endeudamiento que heredó la anterior Administración estatal será tema prioritario para la oposición en las próximas campañas electorales, pues si bien técnicamente el problema está bajo control, con flujo de efectivo y plazos de vencimiento suficientes para tomar un poco de aire, el monto es elevado y los intereses bancarios insultantes.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Finanzas, el Gobierno de Rubén Moreira pagó desde 2012 alrededor de 10 mil millones de pesos por intereses a los acreedores bancarios, a razón de 2 mil millones por año, y según Ismael Ramos Flores, su titular, hay liquidez para cumplir “religiosamente” con los compromisos económicos.

“El saldo de la deuda al segundo trimestre de 2016 es de 36 mil 500 millones de pesos y calculamos que al término de la Administración quedará en alrededor de 35 mil millones. Pagamos con oportunidad religiosa. Los pagos están garantizados con las participaciones; antes de que nos lleguen, la cantidad para pago de capital e intereses se va a un fideicomiso y de ahí a los bancos (...) Al principio de la Administración eran 37 mil millones de pesos, pero luego se tomó deuda para pagar a proveedores; tomamos 2 mil 500 (millones). En total, hemos pagado casi 2 mil millones de pesos a capital. De intereses es variable, pero normalmente se pagan 2 mil millones de pesos (anuales)”, dijo el 28 de junio pasado, al comparecer ante diputados locales.

Cierto. De alguna manera la deuda es manejable, pero el problema es que no baja y eso se convierte en pólvora y municiones para la oposición. La factura se cobrará con creces durante las campañas electorales.

Un estudio elaborado por el colectivo México, ¿Cómo Vamos?, en el que participan expertos en política y economía, revisó la situación de la deuda en los tres estados con elecciones en 2017, y encontró que:

“En 2017 se celebrarán comicios en tres estados del país para elegir nuevo gobernador. Dichos estados serán Nayarit, Coahuila y el Estado de México, estos últimos dos entre los 10 más endeudados del país. Entre 2010 y septiembre de 2016, el valor de la deuda de Nayarit ha crecido en 61% real.

“Por otra parte, la deuda de Coahuila ha crecido 270% real durante el mismo periodo, con un importante salto en el valor de la deuda entre 2010 y 2011, al pasar de 8 mil 461 millones de pesos, a 36 mil 133 millones de pesos constantes de 2010. Finalmente, el Estado de México ha disminuido el valor de su deuda en términos reales en 11% en los últimos seis años.

En distintos foros, el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, aseguró, al menos en palabras, que la prioridad para su partido el próximo año es Coahuila y la advertencia tiene sentido, pues para el albiazul será difícil avanzar en el Estado de México, no sólo porque de ahí es originario el presidente Enrique Peña Nieto, quien por ende no cederá terreno, sino porque ahí también tiene arraigo la cúpula político-empresarial, a cargo del Gobierno federal.

El PAN pasa desapercibido en Nayarit y por eso tampoco está en sus prioridades, pero en Coahuila, como se ha dicho antes en este y otros espacios, la oposición está en su mejor momento, sin que eso signifique triunfos automáticos.

La deuda es un tema llamativo, pero paradójicamente lejano para la mayoría de los electores, quienes tienen empleo y por lo tanto ingreso; acceso a programas sociales, servicios primarios, educación para sus hijos. “Que pague Moreira” es la bandera mediática de un precandidato del PAN a la Gubernatura y en los próximos comicios el tema se pondrá de nuevo al escrutinio de los votantes.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2