×
Ricardo Alemán
Ricardo Alemán
ver +
 [email protected]

" Comentar Imprimir
03 Abril 2018 04:00:00
¡La dictadura que viene!
En un video reciente, Andrés Manuel López Obrador dice que alguien pretende asustar a los mexicanos y hacerlos creer que si gana el 1 de julio “México va a ser como Venezuela”.

En respuesta al mensaje de AMLO, en redes y digitales comenzó a circular un video que exhibe, de manera contundente, la forma en que Héctor Díaz Polanco, Yeidckol Polevnsky, René Bejarano y Dolores Padierna –en entre otros “morenistas” del primer círculo–, promueven abiertamente la anexión de México “al exitoso modelo chavista de Venezuela”.

Incluso, en más de una ocasión –en distintas entrevistas–, el propio López Obrador ha dicho que en Venezuela “se vive una democracia real”, no como la democracia mexicana que, según el tabasqueño, es una simulación.

Sin embargo, los hechos demuestran que aún en su calidad de candidato presidencial –y lejos de una eventual victoria –, todo el aparato “lopezobradorista” trabaja en crear las condiciones para dar el primer paso a una dictadura como la venezolana, en México.

¿Y cuál es ese primer paso? Hablamos de un ataque sistemático a las libertades fundamentales; una de ellas la libertad de expresión.

¿Lo dudan? Van las evidencias.

1.- En días pasados Federico Arreola, propietario de la página el Sendero del Peje, dictó “línea” para que el “pejismo” de todo el país entienda quiénes son los periodistas, articulistas, columnistas y opinadores buenos y malos.

Es decir, los periodistas y críticos que según el principal empleado de AMLO deben ser leídos o atacados. ¿No fueron esos los primeros signos de las dictaduras de Castro y Chávez?

2.- En realidad se trata de un vulgar déjàvu de otras elecciones. Y es que basta recordar que en 2006, en los previos a la presidencial de ese año, el propio Arreola acudió a distintos medios para pedir a los dueños de esos medios “la cabeza” de periodistas como Jorge Fernández Menéndez y Ricardo Alemán, entre otros. Hoy la historia se repite.

3.- En el semanario Proceso –hoja parroquial del credo lopista–, los cartonistas fanáticos “del establo” Obrador, Helguera y Hernández, prestaron sus trazos para sembrar odio contra algunos críticos de AMLO. En una viñeta que siembra odio y ataca “la libertad sagrada en democracia” –la libertad de expresión–, los “moneros” dibujan a Pablo Hiriart y a Ricardo Alemán con cuerpo canino, acompañado el trazo con un reproche por criticar a AMLO.

El odio contra el que piensa distinto, que cuestiona, critica y disiente. ¿No fueron esas las primeras señales de la dictadura de Castro y Chávez?

4.- Cualquiera que lo desee puede hacer el siguiente experimento. Busque en redes el video en el que se demuestra que los más cercanos colaboradores de Obrador promueven convertir la democracia mexicana al modelo venezolano. Una vez localizado el video “muévalo” en Facebook o Twitter con la etiqueta o arroba de alguno de los periodistas que Federico Arreola clasificó como nocivos para AMLO.

El resultado es asombroso. Una paliza, seguida de la distorsión o el hackeo del video. Persecusión dictatorial.

5.- Justo el 30 de marzo en el arranque formal en las campañas, un usuario de Facebook exhibió un video en el que denuncia y prueba que bots de AMLO “tiraron” la difusión de un resumen –en video–, del debate de obrador con periodistas de Milenio. “El pecado” del usuario de Facebook fue editar las contradicciones de lo dicho por AMLO a Milenio.

6.- Idéntico mecanismo para inducir ataques masivos en Facebook y Twitter han sido utilizados por “botargas” de Morena para tirar páginas críticas de AMLO, de candidatos de Morena o que exhiben lo delirante de las propuestas presidenciales de Obrador.

7.- Entre las páginas “tiradas” por intolerantes lopezobradoristas que inundan redes y digitales, se localizan algunas afines a la candidatura de Margarita Zavala, además de otras como “Chochos”, “Letra Roja”, “La Otra Opinión”, “Pinche Metro”, “Operaciones Especiales México” y más.

8.- En todos los casos el signo distintivo es la intolerancia a la crítica, al pensamiento diferente, al disenso y, sobre todo, se ataca una libertad fundamental en democracia: la libre expresión.

9.- Los ataques a las libertades básicas por parte de bots de AMLO se cuentan por cientos. Hace horas, el historiador Enrique Krauze movió un tuit contrastando la violencia de los fanáticos de AMLO, con el amor que pregona el candidato presidencial. La respuesta fue demencial.

10.- Lo pueden creer o no, pero el primer paso de toda dictadura es la persecución de los críticos y la cancelación de la libertad de expresión, el odio contra el que cuestiona y piensa distinto, la segregación de “malos” y “buenos” periodistas.

¿Se atreven a decir que no estamos en la antesala de una dictadura?

Al tiempo.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6