×
JC Mena Suárez
JC Mena Suárez
ver +

" Comentar Imprimir
21 Septiembre 2017 04:00:00
La época del blanco y negro
¿Cómo desapareció la fotografía química? Recuerdo que se usaban películas, reveladores, papel de diferentes grados y todo un proceso que al final brindaba el fruto de nuestro trabajo de una manera tan gratificante que no es fácil olvidar.

En mis épocas de estudiante de fotografía usábamos cámaras con fuelle, nos enseñaban a hacer uso de la iluminación y que lo más importante es la composición, a andar buscando y, por ejemplo, si queríamos un paisaje, encontrar algo interesante en él como un árbol que está ahorcando a otro y las proporciones.

En el caso de los retratos, nos enseñaban que si se fotografiaba a una mujer debíamos eliminar las texturas con las luces, pero si se trataba de un artista, debíamos resaltarlas tanto como pudiéramos, eso daba calidad a cada fotografía que tomábamos.

Generalmente usábamos un exposímetro para medir la luz donde estaba pegando el sol y en la sombra para hacer un promedio, poníamos el tripié, la cámara, seleccionábamos el punto de emplazamiento y comenzábamos a hacer la composición a través de un vidrio de pulido; tomábamos varias exposiciones con base en la película que trajéramos y así tomábamos la foto.

Para revelar las fotografías, entrábamos a un cuarto oscuro en el que sumergíamos la película en tanques con los químicos reveladores, después lavábamos la película y colgábamos los negativos para que se secaran, y finalmente los amplificábamos. Este era el mejor momento, cuando podíamos ver si habíamos hecho las cosas bien, si la fotografía se lograba tal como la queríamos: la mayor satisfacción era haberlo logrado.

Después vino la Kodachrome, una película de color que cambió todo: ahora se podían capturar los colores. Pienso que la época del blanco y negro tenía un gran momento en el que nos enseñaba a componer y a enfocarnos en lo importante, no tanto en el color. Tal vez me quedé en la fotografía en blanco y negro, aquello que estudié, donde tenía que lograr sombras transparentes, las calidades, las luces y la composición como la base de la fotografía.

En una ocasión vi a mi maestra de fotografía trabajar en el nuevo Cine París, que estaba por Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México, que por cierto se estrenó con una película que se llamaba El Salario del Miedo. Pensar en la iluminación, capturar por partes y dar la profundidad de campo para que la fotografía nos hiciese sentir como si estuviéramos ahí. En las personas, lo más importante era mostrarlas vivas, en plenitud.

Actualmente todo fue desplazado por la fotografía digital: las compañías que manejaban todos los materiales se acabaron y aquellas que fabrican las digitales hacen cámaras con cada vez más megapixeles, colores más intensos y cada vez más automatizadas, sin embargo. también vemos que es un negocio en extinción.

Hoy, lo más avanzado se encuentra en un celular: cualquiera puede tomar fotografías en automático, sin necesidad de pasar por todo el procedimiento y logrando imágenes con colores muy vivos. ¿Dónde quedó la composición y la iluminación? La época de la fotografía química a blanco y negro fue muy buena, ahora sólo los profesionales usan cámaras digitales para bodas y fiestas… Esto es sólo un recuerdo de un arte o negocio que fue lo máximo y que acabó debido al avance de la tecnología.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2