×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
23 Enero 2017 04:01:00
La era Trump
A propósito de mi aserto de que Trump fue lo mejor que le pudo haber pasado a EU (conste, no digo a la geopolítica ni a la humanidad ni especialmente a México).

¿MISÓGINO?

Trump ha nombrado en su gabinete más mujeres que ningún otro presidente gringo en la historia: Linda McMahon (Pequeña Empresa), Elaine L. Chao (Transporte, nacida en Teipei, Taiwán), Betsy deVos (Educación), Nikki R. Haley (embajadora en la ONU, descendiente de inmigrantes siks de Punjab, India, primera gobernadora de Carolina del Sur); Kellyanne Conway (consejera principal). Nada mal para un supuesto “misógino”. El récord anterior lo tenía Obama, con cuatro mujeres en el primer nivel.

¿XENÓFOBO?

Además de Chao y Haley, Trump escogió a Seema Verma, hija de inmigrantes indios (de la India) para el delicadísimo puesto de administradora de los Centros de Servicios Medicare y Medicaid (que cubre a unos 100 millones de derechohabientes, el triple que el IMSS mexicano).

¿NACIONALISTA?

Lo repitió uuuuuuuna vez más en su discurso de inauguración: “Tenemos que proteger nuestra fronteras”. Mis amigos chiapanecos me dicen que ojalá hubiera un presidente mexicano que hiciera otro tanto por defender nuestra frontera sur de algunas hordas de malandrines centroamericanos que de pronto incursionan en nuestro territorio (en Tapachula, por ejemplo) para impunemente causar destrozos nomás por el gusto del vandalismo.

¿RACISTA?

Otra frase de su discurso: “No importa si somos blancos, negros o morenos; todos tenemos la sangre roja del patriotismo”. Si esto lo dice un demócrata, lo esgrimen como “prueba” de que es incluyente, pero si lo dice Trump el Aceitoso, ni lo oyen.

¿REPRESIVO?

Dijo: “El crimen, las pandillas, las drogas. La carnicería en Estados Unidos termina aquí y ahora”. ¿Te imagina cómo le aplaudiríamos a un presidente que nos prometiera eso en nuestro territorio plagado de inseguridad? ¿Por qué entonces criticar lo mismo en otros lares? Aparte, es mala noticia para los malosos que, dentro del sistema, viven de provocar “false flag events” con el fin de mantener a la población gringa en permanente estado de miedo a un “terrorismo” controlado por ellos mismos.

¿AUTORITARIO?

Bueno, Trump ciertamente no es ningún ejemplo de persona conciliadora. ¿Pero “presidente autoritario”? ¿Comparado con quién? Con su antecesor, digamos, el nada democrático Demócrata Obama, premio Nobel de la Paz, quien ha sido el único presidente gringo de la historia en no tener durante sus dos mandatos ni un solo día de paz, y que por sus merititas pistolas mandó bombardear a siete países, matando a cientos de miles de civiles inocentes SIN la previa declaración de guerra por el Congreso que ordena la Constitución de EU. Y como los republicanos dominaban ambas cámaras del Congreso, y no le aprobaban sus nefastas ocurrencias, Obama gobernó au-to-ri-ta-ria-men-te mediante órdenes ejecutivas salidas también del forro de sus cojones (que ahora Trump revertirá por la misma vía expedita).

¿POPULISTA?

Dijo: “Estamos transfiriendo el poder de Washington y se lo estamos devolviendo a ustedes, el pueblo”. Mmmm, ¿eso es lamentable? ¿O preferimos que nuestros mandantes sigan tomando decisiones tecnocráticasglobalistasconcentradoras que sólo benefician al 1% del 1% de la cúspide mundial?

¿PATRIOTERO?

Algunos abominan la proclama “America First”. Francamente, no entiendo por qué les molesta. Si en nuestro país hubiera algún líder (se vale soñar) que nos propusiera “México Primero” ¿les parecería igualmente irritante? ¿Tan repelente es que alguien se declare nacionalista, a la vista de tantos entreguistasvendepatriasnalgasprontas que Latinoamérica ha tenido que soportar a la cabeza de sus respectivos gobiernos?

¿BELICOSO?

Dijo: “Erradicaremos el radicalismo islámico totalmente de la faz de la Tierra”. ¿No es eso exactamente lo que hoy necesita el mundo (incluyendo a los enemil millones de islámicos no radicales)?

¿UNA AMENAZA PARA MÉXICO?

Denuncian que Trump va a deportar un titipuchal de compatriotas indocumentados (“ilegales” para ellos). Por desgracia es muy probable que tal ocurra, y eso causará un enorme sufrimiento en esas familias. Pero hoy por hoy, el campeón en deportar mexicanos ha sido, por mucho, Obama (a quien los denunciantes, inexplicablemente, veneran).
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6