×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
01 Agosto 2018 04:00:00
La esclavitud en el siglo 21
El ser humano es el único ser vivo que posee una fuerza transformadora y una mente creativa, pujante e innovadora que lo ha hecho realizar grandes avances y descubrimientos a lo largo de la historia.

Gracias a la mente y poder humano somos lo que somos y hemos decantado de alguna manera a prueba y error.

Sin embargo, el libre raciocinio también nos ha llevado a atrocidades e infamias de las cuales causan ahora repulsión, vergüenza y tristeza.

La maldad en algunos momentos ha alcanzado momentos que nunca sospechamos y que nos llevaron a atentar contra nuestros propios semejantes.

Guerras sin cuartel, guerras movidas por la religión, luchas por energéticos, disputas por territorios, guerras por el color, esclavitud de todo tipo, la lucha del poder por el poder en su modo más salvaje son momentos que siempre han estado presentes en la vida de la civilización humana.

Nuestro tiempo sigue sin estar exento de los excesos y las infamias de muchos que se dicen seres humanos y bajo el nombre de “civilizados” actúan en nombre de causas disfrazadas y antinaturales.

Particularmente hablo de la trata de personas; fenómeno que afecta principalmente a mujeres y a niños pero que también altera a los hombres cuando sus condiciones de trabajo son tan inhumanas que simplemente es una esclavitud disfrazada.

El día de ayer se celebró el Día Mundial contra la Trata de personas. En México y en el mundo miles de personas son seducidas y obligadas a trabajar de manera forzada en condiciones denigrantes.

La trata de personas es la esclavitud del siglo 21. Como la trata de personas es una actividad criminal y por ende, las organizaciones involucradas operan en la clandestinidad, actualmente es difícil contar con un cálculo absoluto del número de personas afectadas por la trata.

Se estima de acuerdo con cifras de la Organización Internacional del Trabajo que más de 3.5 millones de personas han sido víctimas de trabajos forzados, de los cuales 20% habrían sido víctimas de trata. Por otro lado, la Organización Internacional para las Migraciones aproxima que anualmente más de un millón de personas se convierten en víctimas de este delito.

Como en México y en todas las partes del mundo esto afecta a niños, mujeres y hombres en edad productiva, sigue siendo una tarea pendiente el incorporar enfoques de género y los derechos de los niños y la juventud en programas de atención y prevención para el delito de trata.

Repudiemos a la trata de personas y pugnemos por una verdadera justicia social que enaltezca los valores más sublimes del ser humano.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2