×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
03 Junio 2020 04:09:00
La factura de la contingencia
Escuchar Nota
La pandemia nos ha costado mucho; en todos los aspectos el monto de la factura ha sido brutal para la mayoría de la población.

En un país como el nuestro, tan empobrecido y con los niveles de desigualdad social, cultural y económica tan marcados, el coronavirus literalmente nos ha colocado en la disyuntiva de sufrir por un virus o sufrir por hambre.

Salud o economía, sin que nadie atine a estas alturas a instrumentar una estrategia viable que concilie ambos aspectos en un escenario de alto riesgo como el que padecemos.

Dada la circunstancia y condición de México, el si reactivar la economía o aguantar unas semanas más a que pase el pico de contagios resulta una discusión inútil. México no aguanta más, deben reactivarse las actividades productivas.

Paul Krugman señaló hace poco que la mejor calidad es estar vivos, y que por ello debería contenerse unas semanas más el regreso al trabajo.

Bueno, pues este Nobel de Economía parece no conocer las entrañas de nuestro país, en donde podemos encontrar hoy a miles y miles de familias a las que les importa un pepino la posibilidad de contagiarse de Covid. Lo que quieren es conseguir unos pesos para comer.

Van un par de datos que nos ayudarán a dimensionar lo urgente que resulta el retomar la actividad económica: durante abril y mayo, a nivel nacional, se perdieron 900 mil empleos formales, y en Coahuila, en solo tres meses, 37 mil personas fueron despedidas. A estas cifras hay que agregar el doble o triple de personas que viven de actividades informales y que hoy simplemente no tienen ningún ingreso.

Entonces, en un país como el nuestro, no queda de otra más que jugar a la ruleta rusa y aprender a sobrevivir con el riesgo permanente de que el coronavirus nos arrebate la salud, o hasta la vida… Ya que la alternativa simplemente no es viable.
Imprimir
COMENTARIOS