×
Javier Villarreal Lozano
Javier Villarreal Lozano
ver +

" Comentar Imprimir
15 Julio 2018 04:00:00
La generación AMLO
Andrés Manuel López Obrador, virtual candidato electo a la Presidencia de la República, se propone iniciar a partir de diciembre la tercera transformación del país. Los dos antecedentes históricos de esta serían la reforma encabezada por Benito Juárez y la revolución maderista. Quizá se trate de un buen proyecto, pero con la lista de posibles apoyos en Coahuila, el virtual presidente electo habrá de emprender ese cambio profundo no con una nueva generación de políticos, sino con personajes que vienen del pasado, precisamente de ese México que pretende renovar.

Se comprende que el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), dada su reciente creación, se nutra de políticos venidos de otros partidos y de diversas corrientes ideológicas. Sin embargo –siempre desde nuestra perspectiva local–, las pasadas elecciones no representaron, por cierto, la irrupción en el escenario político de una nueva generación de políticos.

En este sentido, la pretendida renovación tendrá características generacionales distintas a las emprendidas por Juárez y por don Francisco I. Madero. Don Benito se rodeó de un grupo homogéneo en edades e ideológicamente. (En 1857, al promulgarse la Constitución, Juárez tenía 51 años; Guillermo Prieto, 39; Ocampo, 43, y Francisco Zarco, 28). Una generación gloriosa. “Parecían gigantes”, diría don Justo Sierra.

Las filas del maderismo, por su parte, se nutrieron de cuadros identificados con la oposición. La juventud de los seguidores del Apóstol de la Democracia es una nota sobresaliente al repasar la biografía de todos y cada uno de ellos. Los menos jóvenes eran los antiguos miembros del Partido Liberal Mexicano, como Antonio I. Villarreal (31 años en 1910), que habían bregado largo tiempo en las riesgosas falanges antiporfiristas.

Con López Obrador la situación es distinta. (Recuerdo que hablo de Coahuila). La opinión pública coloca a la cabeza de los morenistas al candidato electo a senador Armando Santana Guadiana Tijerina, quien hace tiempo militó en el PRI y ocupó una curul en el Congreso del Estado con el respaldo de ese partido. Él acaba de cumplir 72 años.

Otro neomorenista, Javier Guerrero García, coordinador de la campaña en nuestro estado, se inició en las filas de la radical Línea de Masas lagunera. Después fue presidente municipal de San Pedro, tres veces diputado federal –actualmente independiente– y secretario de Finanzas en el gobierno de Enrique Martínez y Martínez, siempre navegando bajo la bandera tricolor. Javier apagará en octubre 60 velitas en el pastel de cumpleaños.

De los diputados de Morena coahuilenses electos, José Ángel Pérez, exalcalde de Torreón y exdiputado local por el PAN, ya cumplió 60 años. De la futura diputada por Monclova, Melba Nelia Farías no se conoce la edad, sin embargo, al renunciar al Revolucionario Institucional para unirse a Morena, dijo hacerlo por la inutilidad de su trabajo de 40 años en ese partido.

Tampoco me fue posible averiguar la edad del futuro legislador federal por el segundo distrito, Francisco Borrego, aunque en las fotos puede deducirse que ronda la sexta década de vida. (Perdón si me equivoco).

El promedio de edad de estos cinco cuadros destacados de la ola coahuilense lopezobradorista es de alrededor de 62.4 años. Hombres y mujeres vigorosos y de experiencia. De ninguna manera descalificados para ocupar cualquier puesto, pero sí lejos de representar a una nueva generación de políticos.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2