×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
13 Marzo 2019 04:00:00
La grave desmemoria y desvergüenza del PRI y PAN
PRI, PAN y Emilio Álvarez Icaza se exhibieron ayer como unos hipócritas, desmemoriados y sinvergüenzas y se opusieron a ultranza a la terna enviada por el Ejecutivo federal para elegir un ministro que reemplace a la saliente Margarita Beatriz Luna Ramos. De la tríada propuesta, la mayoría conformada por Morena, PT, PES y PVEM terminaron eligiendo a Celia Maya García, cuyo nombramiento será por 15 años.

“Son inelegibles las tres como ministra, porque las tres tienen una identificación profunda con Morena y con el presidente de la República”, arguyeron, machaconamente, como unos marros, los dos partidos demolidos -casi hasta su desaparición- el 1 de julio pasado y Emilio Álvarez Icaza.

Maestro del cinismo es el PRI, quien en voz de Claudia Edith Anaya Mota dijo: “Está viciado el procedimiento. Están firmados documentos de una sesión con personas que no estuvieron en esa sesión. Por esta razón y por las observaciones que nos han hecho organizaciones de la sociedad civil, porque hemos aprendido de nuestros errores (sic), porque creemos firmemente en fortalecer a las instituciones, es que el grupo parlamentario del PRI votará en contra de este dictamen de elegibilidad, por el procedimiento ya mencionado”.

Otro doctorado en la desvergüenza, Damián Zepeda Vidales, dijo en voz del PAN, a propósito de las tres candidatas: “¿Esa futura ministra garantiza independencia y objetividad? La respuesta es no. ¿Por qué? Porque de los tres casos, una, con candidatura incluso del partido en el poder; otra, con militancia hasta que inicia el proceso; y otra, con un claro conflicto de interés y señalamientos en el desempeño de función anterior. Y sí, sí es conflicto de interés.

“… Hoy nosotros les decimos: rechacemos esta terna. Se lo decimos a todos los miembros del Senado, pero principalmente a los miembros de la oposición. Hagamos juntos esta lucha y defendamos una causa justa que es garantizar que el máximo órgano de justicia del país sea un órgano autónomo e independiente”.

Entonces se encontraron con Félix Salgado Macedonio, senador de Morena, quien los centró así: “A mí me parece que la terna que se está presentando es una terna de excelencia. Son tres grandes mujeres preparadas, capaces, pero además yo me siento orgullosos de ellas, de esa propuesta.

“Me parece que hay una gran incongruencia cuando decimos que apoyamos a las mujeres, y luego venimos aquí en una actitud incomprensible, que se rechace la terna, vean nada más.

“Zepeda, Madero, Álvarez Icaza, prominentes hombres defensores de los derechos humanos y de la mujer vienen a plantear aquí en esta tribuna que se rechace la terna.

“¿Y por qué quieren que se rechace la terna? Pues nada más porque no les gusta.

“Miren, a mí no me ocupa el pasado, sería torpe entretenerme en ello, me preocupa el presente y el futuro, no el pasado, porque si empezamos a hablar del pasado, nada más chéquense estos garbancitos.

“La (actual) ministra Norma Lucía Piña hasta le cantó la mañanitas al presidente Peña Nieto, en un evento de víctimas, y le llevó el pastel y le puso mariachi. Mucho amor y mucho cariño. Ahí están los antecedentes.

“Otro antecedente: Eduardo Medina Mora. Eduardo Medina Mora del 2000 al 2005 fue el director del Cisen, con Vicente Fox; es decir, el que nos espiaba. Del 2005 al 2006 fue Secretario de Seguridad Pública y luego fue Procurador General de la República, 2006-2009, con Calderón. Esas son las prendas del distinguido (actual) ministro Eduardo Medina Mora.

“Y otro más, el que fue director del SAT, Alfredo Gutiérrez, también es ministro. Díganme ustedes ¿en dónde está la imparcialidad? ¿No eran del PAN? ¿De qué partido eran? ¿Quién los propuso? Pues el PAN, ustedes.

“Yo creo, compañeras y compañeros, que esta es una muy buena terna de mujeres capaces, honestas, trabajadoras, que no tienen pasados de corrupción y que las mujeres se deberían sentir orgullosas. Pero el PAN está contra todo, contra todo, pareciera una oposición tóxica radioactiva. Creo que tienen que cooperar, colaborar, para que le vaya bien a México”.

Respondieron al guerrerense, el panista Damián Zepeda y el sin partido Emilio Álvarez. Dijo Zepeda: “Escuchando la intervención anterior, tratando de razonarla, la pregunta que me viene a la mente escuchando todos estos argumentos, que si Peña y que si Calderón, que si no sé cuántas cosas más, es: ¿y dónde está el cambio?, ¿dónde está el cambio que le prometieron a los mexicanos?”

Y remachaba el panista: “¿Qué decía el hoy Presidente cuando no era Presidente? ‘Basta de abusos de nombramientos de cuates y cuotas’ y señalaba directamente a los presidentes en turno sobre cómo abusaron de su facultad para mandar propuestas a modo, a juicio de él, que no garantizaran independencias, y llegó al grado de proponer que fueran votados los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación”.

Emilio Álvarez Icaza: “A ver, es indispensable ubicar la discusión. No estamos discutiendo sobre la trayectoria o el respeto que nos merecen las tres candidatas. Las tres han desempeñado una carrera judicial o en materia jurídica que merece el mayor de nuestros reconocimientos, sus opciones políticas son absolutamente respetables. Lo que estamos discutiendo es la idoneidad para desempeñar el cargo de Ministra de la Corte. Eso es lo que estamos discutiendo”.

Y resellaba Álvarez Icaza su discurso: “Lo que estamos discutiendo es cómo construimos una institución de Estado en función de la independencia, de la autonomía judicial”.

Muchos oradores por delante. Ahí venía apenas a la tribuna Ricardo Monreal, con su palabra filosísima. (Continuará)
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2