×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
31 Octubre 2017 04:00:00
La historia y las instituciones desde Coahuila
Como memoria política e histórica nuestro gran estado ha visto nacer y ha forjado grandes hombres; personas de trabajo, de tesón, pero también de ideas y de una sensibilidad que los llevó a procurar el bien común; ejemplo de ello fue Eulalio Gutiérrez Ortiz quien un 1 de noviembre de 1914, la convención de Aguascalientes lo designo Presidente provisional de México.

Eulalio Gutiérrez nació un 2 de febrero de 1881, en la hacienda de Santo Domingo, municipio de Ramos Arizpe, Coahuila. Sus padres fueron Jesús Gutiérrez y Ciriaca Ortiz. Desde pequeño trabajó y estudió, en 1899 se fue de minero a Concepción del Oro, Zacatecas, en donde aprendió también a manejar explosivos. Su espíritu político brota por allá del año de 1900, cuando se opone a unas elecciones municipales fraudulentas. Concuerda con las ideas de los hermanos Flores Magón, en donde participó activamente, incluso estas ideas lo llevaron a tomar las armas en lo que hoy conocemos como Acuña. También formó parte del ataque magonista en el pueblo de Viesca.

Al abandonar las filas liberales, forma parte del apoyo a Francisco I. Madero. El 20 de noviembre de 1910, se levanta en armas con el grado de capitán otorgado por Madero y toma parte en importantes acciones en los estados de Coahuila y Zacatecas. Al triunfar la revolución de Madero, es elegido presidente municipal de Concepción del Oro, Zacatecas.

Gutiérrez Ortiz también fue gobernador provisional de San Luis Potosí. En su actuar político, se caracterizó siempre por procurar condiciones dignas de trabajo y siempre buscó mejorar sus vidas. Un ejemplo de ello fue que por primera vez en la historia de México estableció una jornada de trabajo de nueve horas, un descanso dominical, la desaparición de las tiendas de raya y un salario mínimo, además de otorgarles un gran número de concesiones, lo que en ese momento se consideró como un gran triunfo en la historia laboral en nuestro país.

Podemos enumerar muchas virtudes de este gran coahuilense que logró ocupar la silla presidencial en un momento tan álgido, como lo fue el momento de la Convención de Aguascalientes. Muchos historiadores coinciden en que fue un hombre sencillo, sin farsas, ecuánime, pero que tampoco se mostró blando al tomar decisiones, sabía su origen humilde y es por ello que tampoco en su momento ostentaba sus proezas de guerrillero y del miedo que le tenían las tropas al detonar locomotoras.

El periodista e intelectual mexicano Martín Luis Guzmán se refería sobre Eulalio Gutiérrez: “Además de inteligente, se le veía –cosa rara entre los militares y políticos que nacen de la espuma– sincero y humilde. No andaba queriendo trastrocar el mundo con sus ideas, ni creyéndose genio, ni enmendándole la plana a Dios”. Fue tanta la trascendencia de este coahuilense que el presidente Enrique Peña Nieto ha reconocido el esfuerzo de este expresidente y general revolucionario como uno de los pilares en el diseño del nuevo orden institucional tras la Revolución Mexicana. Unidos por nuestra historia y orgullo coahuilense, debemos de comprometernos más con nuestro estado con la firme convicción de trabajar organizados con la estafeta del bienestar para todos los coahuilenses, de todos los saltillenses. Que sirvan ejemplos como este y que sean referente de aprendizaje.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2