×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
17 Septiembre 2017 04:00:00
¿La Independen… qué?
Si hay una fiesta que los mexicanos esperamos a lo largo del año para festejar con pozole, mole, quesadillas y otros deliciosos platillos de la cocina mexicana, se trata de la Conmemoración de la Independencia. Sabemos que en general es puente, que el 16 casi nadie trabaja; que hay un desfile de soldados que pasa por televisión y los capitalinos tal vez salen un rato a la azotea a ver el desfile de la Fuerza Aérea mientras disfrutan de los sobrantes de la fiesta del día anterior. Es un día para relajarse y festejar hasta el exceso. Es un día de alegría para la reunión familiar y con amistades. Sabemos que debemos decir que se trata de conmemorar las costumbres mexicanas y la historia del país mientras celebramos con tequila en mano.

Nada de esto es malo; en un festejo es una ocasión feliz. Sin embargo, desde 1810 a la fecha, lamentablemente hemos olvidado por completo lo que celebramos. Vemos en las fachadas de los edificios imágenes de personajes históricos a los que reconocemos a la mayoría por tradición: Hidalgo, Morelos, “la Corregidora” y tal vez Allende. Creemos saber quiénes son estos personajes?¿Qué fue lo que hicieron? ¡Se independizaron, obviamente! ¿De quién?



Silencio. Lamentablemente, para la mitad de los mexicanos, esta es una pregunta sin respuesta. De acuerdo con un estudio realizado por Parametría, se le pidió a 800 personas mayores de edad que nombraran el país del que se independizó México. Alarmantemente reportan que únicamente el 32% de los encuestados conocía la respuesta correcta: España. Del porcentaje restante, 13% sospecha que México se independizó de Estados Unidos y otros no supieron qué contestar.

Asimismo, con respecto al reconocimiento de los personajes icónicos de la Independencia, únicamente el 26% identificó a Miguel Hidalgo y 25% de los encuestados nombraron a personajes de otros periodos de la historia de México, mientras que 12% no supo qué contestar.

Otro dato importante a destacar del estudio es que un solo un tercio de los entrevistados considera que estaría peor si México continuara siendo colonia de España. Mientras que sigue siendo mayor el porcentaje de mexicanos a favor de la Independencia, de acuerdo con Parametría, se ha ido reduciendo ese número en el último sexenio de un 44% a un 33 por ciento.

Estos datos son muy reveladores y nos hablan de una realidad alarmante. Las historia de México es borrosa en la mente de los mexicanos. Muchas veces he insistido en esta columna que estas fechas se conmemoran, no se celebran. Eso quiere decir tomar conciencia y rendir honor a aquellos que se deben recordar.

Lamentablemente, esta fecha particularmente se ha pervertido hasta volverse un mero pretexto para excederse y no para conmemorar. ¿Y por qué es que tenemos que conmemorar? Porque si olvidamos la historia de México, no podemos cobrar conciencia nacional; olvidamos y entonces la historia no sirve para guiar las acciones presentes. Los mexicanos cometemos los mismos errores una y otra vez y gran parte de ello es porque hemos olvidado lo que conmemoramos, el significado de los hechos históricos y su propósito.

Sin conciencia histórica, no hay esperanza para un futuro mejor puesto que únicamente una sociedad que recuerda quiénes los han gobernado y cómo lo han hecho, sabrá evaluar correctamente cuando se presenten personajes que dicen querer el bien para México pero pertenecen a ciertos grupos que históricamente le hacen daño al país.

Olvidar nuestro pasado es también culpa de un Gobierno que ha fallado su labor educativa sobre todo al no ser capaces (con propósitos siniestros o mera incompetencia) de sembrar una conciencia histórica correcta en los jóvenes mexicanos a través del desarrollo de la memoria histórica y de la capacidad para escrutinar los hechos o las narrativas que se crean a partir de estos. Sin ello, cómo podemos preguntarnos si somos independientes o qué significa ser independiente? ¿Somos independientes en primer lugar?

Sin conciencia, sin memoria no podremos salir adelante. Festejemos y que en verdad sea un momento para celebrar la cultura mexicana, pero que esta no sea de forma superficial. Recordemos, conmemoremos y sobre todo no olvidemos, puesto que nuestro futuro depende de ello. Nos leemos la próxima semana.

¡Muchas gracias!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2