×
Francisco Liñán D.
Francisco Liñán D.
ver +
Periodista. Editor en Jefe de Periódico Zócalo Piedras Negras. Dudas y Comentarios a [email protected]

" Comentar Imprimir
28 Abril 2009 03:46:52
La influenza y seguridad
Si algo nos faltaba para completar un entorno problemático para Piedras Negras es que una pandemia como la gripe porcina viniera a dar al traste con la poca actividad económica que se tiene…

Entre los patrullajes de la Policía Federal, los rondines del Ejército mexicano y sus 500 soldados y la Policía estatal con torreta encendida, parece que estamos en una ciudad en sitio, con las garantías suspendidas y en toque de queda, aunque nada de esto último comentado se aplica.

El problema es que la psicosis se agravó entre la seguridad (que muchos vemos como positiva) y los enfermos sospechosos de gripe porcina.

El efecto se tendrá como siempre en los negocios del sector turístico, en donde se ve que los comensales de restaurantes, los visitantes de los antros y bares y hasta los centros religiosos se verán afectados, porque no hay la posibilidad de que se pueda retornar a una normalidad en breve.

Piedras Negras, tan cerca de San Antonio pero con una serie de problemas excedidos que nos darán mucho de qué hablar en los próximos meses y en donde se tendrá que hacer un esfuerzo extraordinario, para sacar adelante a toda la publicidad negativa que tendremos.

La influenza será el toque adicional para aquellos que quieren resurgir sus negocios en Eagle Pass y otras ciudades de Texas, para que sus clientes no vengan a Piedras Negras y de ello se van a encargar muchos medios de comunicación en esas ciudades que para desprestigiar a nuestra ciudad se pintan solos.

Hay que comentar que si bien no se han presentado casos de la gripe porcina en Piedras Negras o las ciudades cercanas, hay que estar atentos, y eso al final de cuentas se traducirá en mala imagen para nuestra región.

Al menos 400 negocios de diversos giros pero de servicios turísticos dependen por un lado del visitante texano y a ésta ya las autoridades de su país le recomendaron que no visitara México y ahora con el tema recargado de la seguridad (o habría que decir inseguridad) más la cuestión de salud, definitivamente que ese 80 por ciento que menciona Héctor Menchaca de la Canaco que se ha perdido de clientes, se convertirá en un problema mayor.

Hasta donde las autoridades municipales puedan hacerlo, deberán de recomendar a los oficiales encargados de las Fuerzas Federales de Apoyo y del Ejército que no trastoquen la buena marcha de las actividades normales de la ciudad y de las empresas que aquí operan, porque si éstas se convierten en zona de temor, ese efectos nos traerá un problema más grande de incertidumbre.

No hay que olvidar que tenemos encima un problema grave de devaluación, más la crisis de empleo que enfrentamos y que ha generado una baja en la demanda de bienes y servicios.

Hoy por hoy el entorno para los negocios no es el más idóneo, pero habrá que salir adelante también con la promoción de las autoridades en torno a lo que no es Piedras Negras y lo que sí es en turismo, en buena atención, en buenos paseos o lugares de esparcimiento, en que las familias puedan salir de nuevo a las calles y caminar sin el temor a que haya un enfrentamiento o a que la seguridad se convierta en un factor en contra.

La salida a estos problemas no será otra que una mejora en la economía, un incremento de la seguridad y que haya operativos exitosos, pero también la mejor percepción de las cosas, porque si la población percibe que sigue en crisis la región, se genera un problema grave de arrastre de los negocios.

Hay que aclarar que no está nada bien que algunas empresas se quieran aprovechar de los rumores de casos de gripe porcina en Piedras Negras como para postergar la recepción de facturas y pagos a sus proveedores, de por sí ya trasladaron el pago de facturas a 62 días, como que no es correcto que lo quieran alargar más. Bueno, las que estén pagando.

La seguridad nos sigue indicando que es el factor junto con el empleo que más afecta la buena marcha de la economía, es correcto, pero también ahora el tema de la salud.

Así es que hay que encomendarnos a que las cosas vengan mejor para el futuro y que no haya esa violencia y esa crisis que, por lo visto, traerá otros problemas mayores para el segundo semestre del año.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2