×
Carlos Oswaldo Orta
Carlos Oswaldo Orta
ver +

" Comentar Imprimir
03 Enero 2017 03:00:00
La leyenda de Aaron Rodgers
Cuando Aaron Rodgers hizo su profético comentario, con su equipo casi eliminado y la necesidad de ganar todos sus juegos restantes, las críticas no hicieron esperar para el quarterback ganador de un Super Bowl.

Mes y medio después de sus polémicas declaraciones, las cosas pintan muy diferente para Rodgers y sus detractores.

Los Packers ganaron sus últimos seis partidos incluido el último que les dio el título divisional y mandó a sus rivales de Detroit hasta el sexto lugar, para jugar en la difícil casa de los Seahawks en Seattle.

Rodgers no solo hizo sus comentarios y se echó a dormir para que sus compañeros hicieran el trabajo, en cambio, aportó números dignos de MVP entre los que destacan los dos cruciales juegos de las semanas 16 y 17 en los que lanzó para cuatro anotaciones y ninguna intercepción en cada uno de ellos.

Green Bay ahora luce de nuevo como contendiente para llegar al Super Bowl, aunque para esto le tocó el difícil camino de los Giants de Nueva York, que ya han vencido a los “cabeza de queso” en su casa en playoffs anteriores.

Situaciones como la que logró el mariscal de campo, suceden poco y son indicativo de la grandeza de este tipo de jugadores, que con un golpe de autoridad logran cambiar el rumbo de una campaña para toda una organización, que parecía dar por perdido un año en que se plagaron de lesiones en su ofensiva y que veía sus aspiraciones apoyadas en una endeble defensa, que sigue siendo el punto débil de los Wisconsin.

En los playoffs, por lo menos en la Conferencia Nacional, Rodgers se topará con otros quarterbacks que están cerca de su nivel, como Matt Ryan, Russell Wilson, Eli Manning o Matthew Stafford, pero ninguno que realmente lo iguale.

Tercera y largo

Los Raiders parecen tener todas las malas encima de ellos, ahora con la lesión de su suplente, Matt McGloin, quien se lastimó el hombro en el segundo cuarto de su partido contra los Chiefs, que terminaron perdiendo.

Ahora, frente tienen al equipo que en papel luce más débil de los actuales calificados, los Texans de Houston, pero el panorama anímico no es bueno.

Una temporada que parecía mágica para los de negro y oro, podría acabar de la peor manera si pierden el primer juego de los playoffs, este sábado en casa de los Texans.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add