×
Carlos Oswaldo Orta
Carlos Oswaldo Orta
ver +

" Comentar Imprimir
02 Octubre 2018 03:00:00
La NFL bajo presión
La relación entre jugadores y la NFL parece cada vez más endeble, con constantes problemas por castigos, lesiones y contratos que ponen a los dueños de los equipos en desventaja.

Luego de la controversia de Colin Kaepernick, la NFL parecía haber tomado un respiro a pesar de las acusaciones de boicotear la carrera del quarterback convertido a activista, pero la reciente campaña de la compañía Nike en la que es la imagen principal y que resultó ser un éxito, los ha puesto de nuevo en otro predicamento.

Ahora que quedó demostrado que una gran mayoría de las personas que consumen productos de la marca de Oregon no tienen al ex mariscal de San Francisco en un mal concepto, la liga de fútbol de los Estados Unidos entrará de nuevo en polémica pues el hecho de no contratarlo confirmará que se trató de un bien orquestado complot en contra del ex jugador y no algo relacionado con su rendimiento como deportista.

Kaepernick es notablemente mejor que muchos de los quarterbacks que están ahora en la NFL, incluso que algunos que terminaron siendo titulares en varios equipos luego de lesiones de sus titulares, pero ninguna franquicia se atreve aún a darle un contrato por el temor a represalias.

Aunado a esto existen grandes posibilidades de que el caso que ha llevado a Le'veon Bell a ausentarse de los Steelers de Pittsburgh durante las primeras cuatro semanas de este año, no quedará solo en un berrinche del jugador y por fin será dejado en libertad por el equipo de la ciudad del acero.

Bell ha dejado ver que su negativa a sumarse a su equipo va más allá de solo una idea o capricho, sino que está enfocada en darle a los jugadores de su posición y a los de otras que son poco valoradas la posibilidad de tener acceso a mejores salarios que los que actualmente tienen, algo que sin duda también tendría un impacto entre los 32 dueños.

Poco por mucho

El corredor ha establecido récords importantes en sus campañas dentro de la NFL, pero jamás ha recibido el pago que ha pedido, por lo que decidió ausentarse en forma de protesta.

Ahora, con el caso de Earl Thomas quién pedía ser dejado en libertad por Seattle y nunca consiguió lo buscado, también se ha abierto la teoría de que muchos de los estrellas de la liga buscan que se les de más respeto y mejores sueldos, algo que podría llevar a una nueva huelga como las de 1982 y 87.

Si los directivos, dueños o el mismo comisionado no reaccionan pronto una nueva historia de problemas podría estar en camino.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2