×
David Boone de la Garza
David Boone de la Garza
ver +

" Comentar Imprimir
13 Junio 2016 04:05:02
La niñez pone el ejemplo. ¡Gracias Mayal!
Mayal Elizabeth es una niña coahuilense extraordinaria que nos ha regalado una bocanada de esperanza a quienes conocemos su historia. A sus 10 años, lo mismo que casi todos los menores de su edad, dedica la mayor parte del tiempo a asistir a la escuela. Sin embargo, ha decidido ir más allá, aprovechar las oportunidades que la vida y su familia le brindan para ocuparse en una tarea muy importante: difundir y promover los derechos humanos; poner, más que un granito, una carretilla de arena, para que se conozcan, respeten y hagan válidas, socialmente (en la realidad, no sólo en el papel), las libertades de niñas, niños y adolescentes.

“Niña coahuilense representará a México en encuentro internacional de Colombia” es el título de una nota de Zócalo, en la que se da cuenta de esta alentadora historia. En el texto se precisa que Mayal Elizabeth Martínez Sánchez es alumna de la primaria Lázaro Cárdenas, de Sabinas, que fue seleccionada como “difusora nacional” y que representará a México en el Encuentro Internacional de la Infancia y la Adolescencia en Políticas Públicas, que tendrá lugar este mes en Colombia. Mayal, como otros menores de todo el país, respondió al llamado a difundir los derechos, realizado por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia.

Según el sitio web del DIF Nacional, “la Red Nacional de DIFusores de los derechos se instaló en abril de 2002 y se integra por niñas, niños y adolescentes que difunden y promueven los derechos de los niños a través de diferentes acciones como: campañas, jornadas, ferias, programas de radio, entre otras, dirigidas a niñas, niños, adolescentes y población abierta de sus comunidades”.

Se trata de una política pública gubernamental cuyo objetivo es que las nuevas generaciones de mexicanos den a conocer los derechos a quienes integran sus círculos más cercanos de convivencia (familia, escuela y vecinos), su importancia, así como las razones por las que deben ser garantizados. Sin duda, se trata de una buena estrategia para lograr lo más importante para los derechos: la construcción de una cultura amplia y sólida de respeto a la dignidad humana. En el tema de los derechos humanos, como en casi todos, la cultura es la base.

De acuerdo con el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, los estados tienen cuatro tipos de obligaciones básicas en relación con estas prerrogativas: respetarlas, garantizarlas, adoptar medidas apropiadas y establecer recursos efectivos. Medidas apropiadas son todas aquellas que permitan la plena efectividad (mínimo básico garantizado) de los derechos humanos, como las medidas administrativas, consistentes en políticas públicas, educativas, financieras, etc., que propicien que las autoridades y los particulares tengamos una mayor conciencia acerca del valor de los derechos humanos y hagamos la parte que nos corresponde para que sean materializados.

Pues bien, esta iniciativa pública es una medida que, al haber logrado despertar el interés y la preocupación de niños como Mayal, puede ser calificada como exitosa. Ella ahora conoce e impulsa acciones cotidianas y políticas públicas encaminadas a la protección de los derechos de los menores a cuestiones elementales como vivir en familia, tener un nombre y recibir educación, vivienda y cuidado de la salud. Derechos que, entre otros instrumentos internacionales, se encuentran tutelados en la Convención sobre los Derechos del Niño (1989).

El conocimiento, la difusión y defensa de los derechos humanos, del lado de la sociedad, por parte de todas las personas en el día con día, constituyen las acciones más trascendentales para el respeto de la dignidad. En ello radica la clave para la convivencia y el desarrollo social armónicos. No conozco a Mayal, pero me gustaría presentarme con ella para simplemente decirle: muchas gracias por mostrarnos el camino.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2