×
Enrique Martínez y Morales
Enrique Martínez y Morales
ver +
Enrique Martínez y Morales Presidente del Colegio de Economistas de Coahuila, A.C. e-mail: emym@clear.net Twitter: @enriquemym

" Comentar Imprimir
14 Marzo 2017 04:09:00
La paz de Ronald McDonald
McDonald’s, empresa líder mundial en la venta de comida rápida, es objeto constante de análisis comparativos de todo tipo: desde aquellos que buscan desvelar el secreto de su éxito comercial, hasta los que se esmeran en demostrar lo dañino que resulta para el cuerpo humano el consumo excesivo de sus productos.

No es el único tipo de estudios a los que es sometida la transnacional norteamericana. Desde 1986, la prestigiada revista inglesa The Economist desarrolló el Índice Big Mac, el cual es un indicador basado en el precio de la hamburguesa insignia de McDonald’s en diferentes países, con el objetivo de calcular el nivel de apreciación o depreciación de la moneda local con respecto al dólar, siguiendo los postulados de la Teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo.

Y es que McDonald’s se ha convertido en el ícono del libre mercado. Por eso, más interesante resulta aún la observación hecha por Thomas Friedman, columnista de The New York Times, quien descubrió que ningún país con un McDonald’s ha invadido nunca a otro país que tenga un McDonald’s. Y no es que Ronald McDonald, su mascota oficial, sea un buen negociador de la paz, sino porque el libre comercio lo es.

En el mundo de la libre competencia, los países productores tienen un sano interés en el éxito de las economías a las que exportan, por lo que prefieren comerciar con ellas que luchar contra ellas. Como alguna vez manifestó el célebre economista y tribuno francés Frédéric Bastiat: “Cuando las mercancías no cruzan las fronteras, los soldados lo harán”.

El comercio une a las naciones y a las culturas en la medida que intercambian bienes, servicios e ideas; luchan juntas por combatir enfermedades y epidemias, y tratan de resolver amenazas comunes, como la contaminación ambiental y los desastres naturales. Cualquier amago de destruir esta armonía enemista y abona al conflicto.

Caro le ha salido a la humanidad padecer líderes populistas que han bloqueado el comercio internacional y han calado las bayonetas de sus ejércitos. Hagamos votos por que este binomio no se repita y Ronald McDonald pueda continuar con su apostolado pacifista.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add