×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
29 Julio 2017 04:00:00
La precandidata Zavala visita un vivero y…
Con tantito que escarbemos, qué curiosa se pone la historia de los suspirantes a presidir la gran nación mexicana.

Porque si sólo nos quedamos con sus bonitas palabras, y la imagen que sus consultores políticos con amplio presupuesto nos quieren presentar, estamos fritos.

O de acuerdo con ellos, estamos a punto de entrar en una era de paz y prosperidad, si votamos por cualquiera de ellos. O ellas, pues.

Por ejemplo, AMLO, ese ejemplo de honestidad –y austeridad– valiente, seguirá conduciéndose en su vetusto Tsuru, ahora adaptado con las más modernas medidas de blindaje, pues tampoco es cuestión de exponerlo a las mil y una trampas que le tenderá la mafia en el poder.

Y menos con los malosos que ya empiezan a brotar en amplias zonas de la gran Tenochtitlán, hasta hace poco considerada prístina e inmune al crimen organizado. Considerada así. por las autoridades, porque cualquier chilango que se respete sabe cuáles son las áreas más peligrosas. y dónde pueden acudir a comprar sus mercancías ilegales favoritas.

Y con lo que ahorre con sus medidas de austeridad, don Peje logrará sacar a este país de la barranca, alimentar viejitos y asegurar la universidad para todos, ¡sin necesidad siquiera de pasar un examen de admisión!

O el regente de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, que no pertenece al PRD, pero lo aprovecharía para llegar al poder presidencial. de milagro. Y quién sabe con quién gobernaría, si no es con ese partido. que ya no tiene asegurado ni el control de la propia capital.

También tenemos a Margarita Zavala, primera panista de la nación, quien levantó la mano y está más que puesta para regresar a Los Pinos, pero ahora con su esposo Felipe Calderón en calidad de primer consorte.

Los que no están claros son los méritos de doña Mago para sentarse en la silla presidencial –como si en este país fueran necesarios–, más allá de haber presenciado cómo su marido perdió los estribos a la primera de cambio y prendió la mecha del polvorín en que estamos todos sentados. y luego se sentó con su lira para cantar, mientras el país ardió.

Claro: el crecimiento del monstruo llamado crimen organizado no lo propició él, sino sus antecesores, inlcuido el ranchero frívolo que lo precedió, también del PAN y del que, por pudor, sólo apuntaré aquí sus iniciales: Vicente Fox.

Pero qué solución halló: despertar todos los demonios, sin estrategia para ganar la guerra. ni para salir de ella.

Ahora Maguito dice que viene a terminar lo que empezaron.

No se sabe si es una promesa: aplicar las soluciones que no tuvieron tiempo de poner en práctica por la guerra que se desató. o una amenaza: acabar de desatar la balacera a nivel nacional. Qué miedo.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add